Cuatroochenta sigue en sus trece. La empresa valenciana de software para fomentar la productividad y ciberseguridad empresarial mantiene su intención de debutar en el MercadoAlternativo Bursátil (MAB) antes de que acabe el año a pesar de la irrupción del coronavirus. Un estreno que, previsiblemente, pasará por una ampliación de capital.

Noticias relacionadas

El consejero delegado de Cuatroochenta, Alfredo Raúl Cebrián, ha explicado este jueves en un encuentro digital con prensa especializada que el debut “se está orientando hacia otoño, incluso con el contexto actual”. No obstante, ha reconocido que “sabemos cómo está el mundo y no vamos a tomar una decisión contraproducente”.

Después de tres años en el entorno premercado de BME y de haber tenido que posponer sus planes iniciales de debutar en marzo de este año, el primer espada de Cuatroochenta ha subrayado que “el dinero en el mercado se está dirigiendo hacia compañías como la nuestra”. Una clara alusión a los continuos récords históricos del Nasdaq, en los cuales parece confiar para que jueguen a favor de la operación.

Aunque la compañía aún no ha definido cómo procederá a este salto al mercado, algo que resolverá en la junta de accionistas que celebrará el mes que viene, Cebrián ha apuntado que “va a ir muy en la línea de cómo financiamos nuestras operaciones corporativas”. Esto implicaría muy probablemente una ampliación de capital, lo que también concuerda con su deseo de “dar cabida a más inversores”.

En este sentido, el directivo ha explicado que siempre han sido “muy precavidos con la deuda”, de manera que sus operaciones de compra se han financiado a través de “recursos propios aportados por los socios y créditos de instituciones financieras con tipos de interés muy competitivos”. Aquí ha señalado que “es muy posible que se cierren más operaciones en 2020”, aunque ha reconocido que los procesos pueden dilatarse.

Más compras en ciernes

“Estamos en proceso de estudio de varias operaciones, incluso en fase avanzada de due dilligence”, ha hecho hinchapié. Sin embargo, ha reconocido que en todos los casos habrá que ver cuál ha sido el impacto del coronavirus en esas compañías a las que ya habían echado el ojo.

A lo largo del año pasado, Cuatroochenta procedió a la absorción de Asintec y Sofistic y todo apunta a que, con permiso del coronavirus, el ritmo podría mantenerse o hasta acelerarse.

Mientras que Cebrián ha recordado que el objetivo es “estructurar adquisición por adquisición y mantener los niveles de solvencia de la compañía”, lo que implica que “si ya buscábamos antes la capacidad financiera, ahora más, porque queremos estar preparados para aprovechar las oportunidades que se nos presenten”. Una descripción que Vicente Montesinos, presidente de la futura cotizada, ha resumido en “financiar el crecimiento rentable”.

Actualmente la compañía cuenta con representación en Castellón, Burgos, Madrid, Barcelona, Milán, Panamá, Bogotá y Santo Domingo. Así, no es extraño que Latinoamérica siga en el radar de la compañía para futuras adquisiciones, que llegado el caso también podrían financiarse a través de una colocación de deuda en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), ha señalado Montesinos.

Credenciales financieras

Las credenciales de la compañía para su estreno en el MAB son un 86% de clientes recurrentes y un incremento de ventas del 22% en el ejercicio 2019, hasta los 5,91 millones de euros, de los cuales un 38% procede de fuera de España. Las cuentas proforma de la candidata al debut muestran también un margen bruto de 4,61 millones, que suponen un 78% de la facturación de la firma.

Ya con el coronavirus azotando la economía, en el primer trimestre de este año, la compañía valenciana logró ingresos por 1,59 millones de euros, un 45% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Si se suma abril, la cifra de facturación llega a los 2,09 millones de euros, lo que supone un 45% más que en el primer cuatrimestre del ejercicio anterior.