Los españoles ya tienen libertad de movimientos por todo el territorio nacional. Un privilegio en estos tiempos de epidemia del que los inversores bajistas ya llevan gozando un mes en la bolsa española. Desde que el supervisor les levantó el veto, han incrementado su peso sobre el Ibex 35 un 7,6%.

Noticias relacionadas

La posición agregada de los bajistas abarca actualmente más de 64,2 millones de acciones en el Ibex 35. Esta cifra supone 4,5 millones de títulos más que cuando hace un mes el supervisor les devolvió la libertad para volver a apostar por el desplome de los valores españoles. No han perdido el tiempo en volver al ataque.

El mes que cuenta desde que se acabaron los dos de veto establecidos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) les ha bastado para construir una cartera que alcanza una valoración de 452,7 millones de euros. Y solo en el Ibex 35, considerando sus posiciones a los precios de mercado de las ocho compañías del índice en la que reconocen posiciones relevantes.

Ence repite a la cabeza

La cifra no es excesivamente abultada, de hecho hasta ha menguado ligeramente a consecuencia del cierre de algunas posiciones por el retroceso de algunos valores del índice tras semanas de remontada. Sin embargo, para tener en cuenta la magnitud de la apuesta por la caída de los grandes valores de la bolsa española, sirva decir que su valor ronda el de la capitalización bursátil de cotizadas como Solarpack o Miquel y Costas.

Es precisamente una compañera de sector de esta última, Ence, la que se mantiene como la más acorralada por los bajistas. Un 4,14% de su capital está tomado por estos especuladores, lo que supone un incremento del 2,7% con respecto a los números de hace un mes. Son 11 puntos básicos más que entonces. Y, además, hasta cinco fondos, uno más que al arranque del veto, presionan su gráfica de cotización.

La posición la conformand JP Morgan (1,16%), AHL Partners (1,08%), Millennium Capital (0,72%), Connor Clark & Lunn (0,59%) y Marshall Wace (0,59%). Este último es uno de los fondos especulativos más activos en sus apuestas cortas contra las cotizadas del Ibex 35, con presencia hasta en tres de las compañías que componen su cesta de valores.

El segundo en este ingrato podio es Indra, con un 2,84% de su capital tomado por estos inversores. Como en el caso anterior, aquí también engordan la apuesta frente al 2,57% del día en el que expiró la prohibición operativa. En este caso, son tres los fondos que conforman esta posición.

Relevo en Indra

Al frente de la terna, AKO Capital, con un 1,18% del capital. El segundo puesto es para Immersion Capital, con un 0,96%. La cartera menos abultada, con un 0,7% de las acciones de la tecnológica, es para Fosse Capital. Los gestores del fondo de pensiones de Canadá que hace un mes aparecían como segundos en el ranking parecen haberse dado ya por satisfechos, pues no aglutinan posición alguna.

Con un 1,43% de su capital, ACS completa el podio de los hasta ahora favoritos de los bajistas. La posición se la reparten entre Marshall Wace, que ya estaba presente hace un mes, y AKO Capital, que ha irrumpido en las últimas semanas. A pesar de que la presión en esta compañía es más elevada, no es un caso único en el sector.

Si bien los de AQR Capital han abandonado el 0,59% de Ferrovial que tenían tomado en posiciones cortas, los de Gladstone han emergido con un 0,53% de Acciona. Hace un mes, ningún bajista contaba con una posición relevante en la capital de la compañía de los Entrecanales, tal y como consta en los registros de la CNMV.

Muy cerca del umbral anterior, tanto Mediaset España como Cellnex. El grupo de televisión que precisamente este lunes ha sido excluido del Ibex 35 en favor de Almirall sigue experimentando la misma presión bajista que hace un mes, por un 1,41% de su capital.

Dos más en la diana

Mientras tanto, la firma de infraestructuras de telecomunicaciones ha experimentado un ligero alivio de 27 puntos básicos hasta quedar un 1,37% de sus acciones en manos del tándem que conforman AQR Capital y Citadel Europe. En este caso, los cortos apuestan no por un hundimiento sin freno, sino por la caída desde los máximos históricos que sigue manejando su gráfica.

La lista de valores del Ibex 35 presionados por los cortos la completan Banco Sabadell y Cie Automotive. El primero es el único banco en el que los bajistas alcanzan a título individual un 0,5% del capital, que es el umbral a partir del cual la CNMV obliga a desvelar públicamente una posición. El 0,62% de sus títulos tomado por Citadel Europe equivale a 11,5 millones de euros apostados en contra de la gráfica de la entidad catalana.

En el caso de Cie Automotive, las tensiones comerciales que han vuelto a aparecer en los últimos días podrían estar detrás del bocado del 0,51% del capital que se han decidido a dar los gestores de Marshall Wace. Hace un mes, ningún bajista aparecía en el registro de cortos de la automovilística. En este caso, la apuesta supera los 10 millones de euros a precios de mercado

Mientras los inversores se debaten entre confiar en la solvencia de la recuperación económica asociada a la desescalada o preocuparse por el creciente número de rebrotes de la epidemia en distintas partes del mundo, la CNMV asegura que no está entre sus planes volver al veto. A pesar de la especulación que sobre el regreso de esta medida se produjo al poco tiempo de su levantamiento.

"Nunca más"

En este sentido, el propio presidente de la institución, Sebastián Albella, comentaba en un reciente foro digital su intención de “no prohibirlos nunca más en esta crisis” después de enumerar los escasos efectos positivos del veto más que en situaciones de extremada volatilidad.