El generalizado desplome de las bolsas está dejando ratios de cotización insólitos para muchos valores. Y no solo en la banca. Más allá de este sector, ArcelorMittal, Merlin y Repsol enfilan estos primeros compases de la crisis del coronavirus con descuentos del 50% o más sobre su valor en libros.

Noticias relacionadas

Aunque el castigo bursátil cada vez es más abultado y generalizado, la cotización con descuentos sobre el valor contable está lejos de ser la tónica dominante en la bolsa española. En este sentido, las cotizadas del Ibex 35 arrojan una valoración media de dos veces lo que marcan sus libros de contabilidad.

Un total de 19 compañías del índice rey de la bolsa española cotizan con sobreprecio en estos términos, mientras que solo 15 empresas lo hacen con descuento, lo que no deja de suponer un número poco habitual.

Pendientes de las obras

Las ‘rebajas’ en ArcelorMittal llegan al 72% sobre el valor contable de la metalúrgica. La compañía con sede en Luxemburgo y cotizada en varios parqués europeos sufre un recorte del 45% para su cotización en lo que va de año, pero el grueso de los analistas que siguen su evolución recomiendan comprar sus acciones.

Con un potencial alcista del 54% hasta los 13,31 euros por acción que marca el consenso de analistas de Refinitiv, la oportunidad de la inversión parece clara. No obstante, los informes más recientes sobre el valor recuerdan que la agilidad y solvencia con la que se logre esquivar la crisis del coronavirus tendrá un claro impacto en la evolución de su negocio, muy marcado por el ritmo productivo de la industria, especialmente de infraestructuras.

A favor del potencial alcista de ArcelorMittal, las iniciativas que ha puesto en marcha recientemente para contar con una mayor capacidad de maniobra frente a lo que pueda estar por venir. Desde la decisión de suprimir dividendos para contar con mayor liquidez en su caja fuerte, hasta los ERTE que la compañía ha ido estableciendo en los distintos mercados en los que opera, pasando por una ampliación de capital que parece haber atraído la atención de BlackRock.

La segunda ‘ganga’ del grupo es Merlin Properties. En una lista en la que los bancos llevan la voz cantante con el reciente hundimiento a mínimos históricos de varios de sus representantes, la socimi cotiza a la mitad de su valor en libros. Se da la circunstancia de que, como la acerera, acumula también un retroceso del 45% en su cotización en lo que va de un año en el cual el Ibex 35 acumula descensos del 30%.

La cotizada también goza recomendación de comprar y cuenta con un potencial alcista de consenso del 60%. Sin embargo, los lastres en la cotización de Merlin Properties incluyen el aplazamiento de dividendos, la condonación de alquileres impuesta por el Gobierno, el frenazo de la actividad promotora y la incertidumbre sobre la evolución más próxima del precio de los inmuebles.

Este último punto dependerá en buena medida de cuál sea el impacto final de esta crisis en el poder adquisitivo de los españoles. Es por esto que las previsiones en torno a este factor se convierten en clave para decidir si el descuento de la compañía es más una oportunidad o una trampa, si bien hoy por hoy la comunidad inversora se decanta por lo primero.

El oro negro pierde brillo

La terna se completa con Repsol, que a las amenazas económicas que sufren sus compañeras en el Ibex suma el fuerte desplome de precios sufrido por el petróleo, su materia prima y la base de su negocio. Aunque la compañía ha diversificado su actividad y tiene su balance bien blindado frente a los vaivenes del crudo, el constante temor a una sobreabundancia de barriles incentivada por los programas de transición renovable ha conducido a la cotizada a esta situación.

El descuento en la petrolera sobre el valor que marcan sus libros de contabilidad es del 48%. Es un porcentaje muy superior al de compañías como IAG (30%) y Meliá Hotels (34%), que tienen por delante una recuperación de negocio mucho más complicada y que, además, han sufrido retrocesos muy superiores en lo que va de este 2020. Concretamente, Repsol cede un 37% frente al 69% del grupo de aerolíneas y el 56% de la hotelera.

Con un potencial de revalorización del 36% -hasta los 11,87 euros por título-, el grueso de los analistas que siguen su evolución en bolsa aconsejan la compra de sus acciones. Nada menos que 24 de los 33 expertos que conforman el consenso de Refinitiv para el valor. De los nueve restantes, seis aconsejan aguantar posiciones en su capital, mientras que solo tres se decantan por deshacerlas.

La banca, al frente

En el sector financiero, Banco Sabadell se lleva la palma del descuento, al cotizar un 88% por debajo de su valor en libros. No obstante, sus perspectivas de negocio y continuidad en solitario son también más débiles que en la mayoría de sus compañeros.

Bankia (81%), el Santander (69%), BBVA (65%) y CaixaBank (62%) son los siguientes en el ranking del Ibex 35. Bankinter (33%) y Mapfre (43%) se mueven a precios bastantes más cercanos a lo que marca su contabilidad.