Distintos escenarios de Goldman para Wall Street.

Distintos escenarios de Goldman para Wall Street.

Mercados Goldman Sachs

Los tres escenarios, a cada cual peor, que Goldman prevé para la bolsa americana

El informe de Goldman Sachs, que se conoció anoche, plantea tres escenarios. 

16 marzo, 2020 12:34

Noticias relacionadas

Anoche la Reserva Federal estadounidense sorprendía con un paquete de medidas para frenar el efecto sobre la economía del Covid-19. Decidía rebajar los tipos hasta la horquilla entre el 0,25% y el 0% además de inyectar en el mercado 700.000 millones de dólares para comprar más deuda. 

El efecto no se hizo esperar y los mercados se dispararon al alza de manera inmediata, pero ese efecto se vio una hora más tarde anulado por el informe de Goldman Sachs en el que afirmaban que la economía estadounidense se contraería de manera brutal. 

Ahora mismo todos los mercados cotizan en negativo y las cosas pueden ponerse peor, según los distintos escenarios que plantea Goldman Sachs. 

Precisamente auguran una contracción del 5% para el segundo trimestre motivado por el desplome del consumo, tanto de consumidores como de empresas. 

De hecho, en su informe hablan de tres escenarios según varios modelos que mandan al S&P 500 de media a los 2.000 puntos.

Esto implica que queda todavía mucho sufrimiento, sobre todo si nos atenemos al escenario más catastrófico en el que propone una corrección del 50% en línea a las correcciones sufridas en el año 2001 y 2008. Es decir, 1.700 puntos. 

Escenarios para el S&P 500 según Goldman Sachs

Escenarios para el S&P 500 según Goldman Sachs Eduardo Bolinches

Sin embargo, contempla otros dos escenarios donde el menos gravoso lo hace aplicando un modelo de descuento de dividendos bajo una caída de la mitad del beneficio por acción pero solo en el año presente y un sistema de planificación de los recursos similares a los del año 2008 y 2011. De esta manera, "solo" plantean una bajada del S&P 500 hasta los 2.100 puntos.

Por último, presentan un escenario medio en donde con un modelo de incremento de rentabilidades similares a las de los años 2008 y 2011 con descensos en el beneficio por acción medio desde los 183 dólares hasta los 166. Ante este escenario, el S&P 500 acabaría viendo los 2.000 puntos.