Flickr / Open Grid Scheduler

Medios

Cedro denuncia a Google ante la CNMC por abuso de posición dominante en la agregación de noticias y la publicidad digital

La denuncia se conoce el mismo día en que Bruselas ha abierto un expediente contra Google por su control de la publicidad digital.

22 junio, 2021 18:08

Cedro ha denunciado a Google ante la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) por abuso de posición dominante en el mercado de la agregación de noticias y en el de la publicidad digital.

Esta denuncia, que conlleva la petición a la CNMC de la apertura de una investigación por diversas infracciones, ha sido presentada "para garantizar que los derechos de propiedad intelectual de los autores y editores de noticias no se vean perjudicados por las prácticas que consideramos abusivas y de posición dominante de Google y que deterioran la independencia, pluralidad y libertad de prensa", asegura Jorge Corrales, director general de Cedro. 

Cedro, en nombre de los titulares de derechos que representa, sostiene que la actividad abusiva que estaría desarrollando la tecnológica estadounidense a través de Google Discover impide el libre mercado en el sector de la agregación de contenidos. 

Ante esta denuncia Google ha indicado que "no podemos hacer ninguna declaración sobre la denuncia ya que no hemos recibido ninguna notificación oficial por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y no hemos visto los detalles de la misma. Sin embargo, como hemos declarado en múltiples ocasiones a Cedro, Discover no es un agregador de contenidos. Además, Google ya es uno de los mayores apoyos financieros del periodismo en el mundo y nuestros productos y herramientas publicitarias facilitan que los editores ganen dinero en Internet".

El pasado mes de noviembre, Cedro demandó a Google por el impago de derechos de autor por el servicio de agregación de noticias que ofrece a través de Google Discover. 

"Hasta la fecha, el buscador se niega a remunerar a los editores de periódicos y revistas por la utilización de los artículos en su agregador, incumpliendo lo establecido en el artículo 32.2 de nuestra Ley de Propiedad Intelectual", explica Corrales. 

Investigación de la UE

Asimismo, añade que "esta situación perjudica directamente al resto de agregadores que sí cumplen la ley y remuneran a los editores de periódicos. La actuación de Google iría claramente en contra de la libre competencia". 

Cedro también ha comunicado a las autoridades de competencia la situación de monopolio en el negocio de la publicidad digital por parte de esta tecnológica y cómo estaría afectando al negocio publicitario de los medios de comunicación. 

Esta situación, alerta el director de Cedro, "tiene consecuencias dramáticas para la diversidad de prensa y los valores democráticos de un país, puesto que esta plataforma está sustituyendo en la cadena de valor del sector periodístico el papel que desempeñan los editores, tanto en su dimensión publicitaria como, ahora, en la difusión de contenidos y sus ingresos correspondientes".

La denuncia se conoce el mismo día en que Bruselas ha abierto un expediente contra Google por abuso de posición de dominio en el mercado de la publicidad digital. El Ejecutivo comunitario sospecha que Google se sirve de su posición dominante para favorecer sus propios servicios de tecnología de presentación publicitaria en detrimento de servicios tecnológicos rivales, anunciantes y editores 'online'.

La investigación formal examinará en particular si Google está distorsionando la competencia al restringir el acceso de terceros a los datos de los usuarios para fines publicitarios en sitios web y aplicaciones, a la vez que se reserva esos mismos datos para su propio uso.

Canon Aede

Esta denuncia se produce además en medio del debate obre la transposición de la directiva europea sobre derechos de autor. Esta normativa y en especial al artículo 15 otorga a los editores de publicaciones de prensa en toda Europa los derechos exclusivos para autorizar o prohibir la distribución y cesión de sus publicaciones a agregadores de noticias como Google News o Upday de Samsung. 

Esta norma es, por tanto, contraria al Canon Aede aprobado en España en 2014 y que establece el derecho irrenunciable de cobrar por sus contenidos a los agregadores de noticias y además obliga a la gestión colectiva de estos derechos en manos de un organismo determinado por la propia ley, en este caso el Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro).

El Gobierno español tiene como plazo hasta el próximo 14 de junio para transponer la Directiva europea sobre derechos de autor en el mercado único digital y, por tanto, decidir sobre el futuro del Canon Aede. En esta fecha expira el plazo de dos años que la Unión Europea da a los estados miembros para adaptar la normativa comunitaria.

De lo contrario, España se expone a un expediente sancionador que hace solo un mes se saldó con una multa de 15 millones de euros por no transponer la directiva europea de protección de datos en el marco de las investigaciones penales. La UE estableció además una penalización de 89.000 euros diarios hasta que el Gobierno adaptase esta normativa.

En el caso de la directiva sobre derechos de autor (copyright) en Gobierno español ha demostrado no tener demasiada prisa, aunque le quedan solo días para hacerlo. El Ejecutivo lleva no menos de ocho meses hablando con editores de prensa y actores del sector para adaptar esta normativa, pero todavía no empieza ningún trámite formal para empezar su camino parlamentario.