Telefónica se enfrenta a un apretado calendario de reuniones con bancos de inversión durante el mes de septiembre. De esta manera, el comienzo del curso está siendo particularmente agitado para el equipo de inversores de la operadora con hasta cinco intervenciones en diferentes foros, según ha confirmado Invertia.

Noticias relacionadas

Un road show al sprint con el que la compañía espera prolongar el momento dulce que vive su acción y seguir impulsando su cotización. La idea es que los diferentes bancos puedan constatar que el plan estratégico lanzado en noviembre de 2019 avanza a buen ritmo y que se están cumpliendo los objetivos.

El calendario ha llevado al equipo de inversores a 'vender' las bondades de la compañía en la Barclays Telecom and Media Conference (1 y 2 de septiembre), y a la Deutsche Bank European TMT Conference (2 y 3 de septiembre). También acudirán a la Morgan Stanley Telecoms CTO Symposium (9 de septiembre), a la CaixaBank Iberian Conference (14 de septiembre) y a la Goldman Sachs Annual Communacopia Conference (22 y 23 de septiembre).

Y hay una sexta intervención agendada el 5 de octubre en la Société Générale ESG & SRI Conference, pocas semanas antes de la presentación de resultados de los primeros nueve meses del año, preliminarmente agendada el 28 de octubre. 

Un rally de reuniones que debería ayudar a trasladar a los inversores la buena marcha de la compañía -y de sus resultados- al precio de la acción, una asignatura pendiente para la operadora española en los últimos tres años.

Sube el precio de la acción

En este sentido, el comienzo de curso es clave porque ahora Telefónica ya puede mostrar avances reales en su plan estratégico, como la venta de sus torres de telecomunicaciones a Telxius, la fusión de O2 con Virgin en el Reino Unido o los acuerdos y joint venture de fibra óptica que se están cerrando en Latinoamérica.

Precisamente, en las reuniones que ya se han realizado los temas más recurrentes han tenido que ver con el detalle de estas operaciones. Avances comerciales en todos los frentes, diversificación de los negocios de la compañía, en especial en España, y  avances de posibles operaciones corporativas en Latinoamérica.

Con todas estas reuniones Telefónica quiere aprovechar y prolongar el buen momento que ha vivido en bolsa este verano, tras los dos últimos cursos en los que la acción cayó a mínimos por estas fechas.

Los datos de cierre de este miércoles reflejan que la operadora ha escalado hasta los 4,21 euros, con lo que su capitalización bursátil se acerca ya a los 24.000 millones. El pasado 25 de agosto rozó los 4,31 euros, su dato más alto desde el pasado mes de junio. 

Esto supone mejorar en un 51% desde el 6 de noviembre (2,79 euros), cuando se registró el mínimo histórico; crecer un 27% desde comienzos de año y lograr uno de sus mejores datos en más de un año, solo inferior al 19 de junio de 2020 cuando llegó a los 4,42 euros, hace catorce meses y al citado 4,31 de finales de agosto.

Operaciones corporativas

Una mezcla de operaciones corporativas, baja deuda, éxito del sector y buenos resultados del primer semestre han impulsado a la compañía en bolsa, en un tirón que podría mantenerse en las próximas semanas y que quiere reforzar este rally de reuniones con inversores.

En los últimos tres meses se firmó la venta de todas las torres de Telxius a American Tower, se aprobó la fusión de O2 con Virgin para construir el segundo operador de Reino Unido, se compró la compañía tecnológica Cancom -para reforzar a Telefónica Tech- y cerraron importantes acuerdos para desplegar fibra en Latinoamérica. 

Del mismo modo, los resultados y el beneficio récord de 8.629 millones de euros que la compañía presentó a finales de julio han sido el catalizador que ha comenzado a encarrilar a la compañía hacia máximos anuales. Las acciones suben más de un 10% desde la presentación.

Las cifras superaron las estimaciones del mercado, a lo que se sumó el incremento del guidance ofrecido por el grupoAnteriormente se esperaba una estabilización de los ingresos y del resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) y ahora se cree que se moverán entre la estabilización y un ligero crecimiento. 

Telefónica ha logrado además reducir la deuda en un 50% desde la llegada de Pallete hace cinco años, rebajándola hasta los 26.000 millones, una situación que ha sido recibida positivamente por el mercado.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información