Tecnología

Reino Unido aprueba la fusión entre O2 (Telefónica) y Virgin (Liberty) sin condiciones

El regulador británico descarta que la operación tenga riesgos de subidas de precios mayoristas y para los consumidores.

20 mayo, 2021 08:29

Noticias relacionadas

La Autoridad de los Consumidores y del Mercado británica (CMA, por sus siglas en inglés) ha dado luz verde a la fusión de Virgin (Liberty) y O2 (Telefónica). Después de una autorización provisional otorgada el mes pasado, la CMA ahora permite que la fusión propuesta de Virgin Media y Virgin Mobile con O2 siga adelante y además lo hace sin condiciones, los concidos como remedies. 

Después de esta autorización las dos compañías han indicado que la fusión se materializará a partir del 1 de junio.

Esta vía libre permite a las dos compañías crear un nuevo gigante de las telecomunicaciones en Reino Unido, el primer operador por número de clientes móviles y muy cerca del liderazgo por facturación. En total, 46 millones de líneas, entre móvil, banda ancha fija y televisión para asaltar el primer lugar de BT.

La CMA ha explicado que inicialmente le preocupaba que, tras la fusión, Virgin y O2 pudieran subir los precios o reducir la calidad de estos servicios mayoristas. "Si esto sucediera, podría llevar a otras empresas a verse obligadas a ofrecer servicios móviles de menor calidad o aumentar sus precios minoristas, lo que afectaría negativamente a los consumidores".

No obstante, el grupo de miembros independientes del panel de la CMA ha llegado a la conclusión de que es poco probable que el acuerdo conduzca a una disminución sustancial de la competencia.

La CMA explica que los costes de las líneas mayoristas son solo un elemento relativamente pequeño de los costes generales de las empresas móviles rivales, por lo que es poco probable que Virgin pueda aumentar los precios de las líneas arrendadas de una manera que genere cargos más altos para los consumidores.

Más proveedores

Indican además que hay otros actores en el mercado que ofrecen los mismos servicios de línea alquilada, incluido BT Openreach, que tiene un alcance geográfico mucho mayor que Virgin, y otros proveedores más pequeños. "Esto significa que la empresa fusionada aún necesitará mantener la competitividad de su servicio o se arriesgará a perder la costumbre al por mayor".

"Al igual que con los servicios mayoristas, hay varias otras empresas que proporcionan redes móviles para que las utilicen las empresas de telecomunicaciones, lo que significa que O2 deberá mantener su servicio competitivo con sus rivales mayoristas para mantener este negocio", indican.

"Después de analizar de cerca el acuerdo, estamos seguros de que la competencia entre los proveedores de comunicaciones móviles seguirá siendo fuerte y, por lo tanto, es poco probable que la fusión dé lugar a precios más altos o servicios de menor calidad", ha señalado Martin Coleman, presidente de investigación del panel de la CMA.

El pasado 7 de mayo, Telefónica anunció que había llegado a un acuerdo con Liberty Global para formar una joint venture participada al 50% por ambas compañías que dará lugar a un proveedor de telecomunicaciones con más de 46 millones de clientes y unos ingresos de aproximadamente 12.500 millones de euros.

La combinación de ambas empresas dará lugar a un proveedor integrado de servicios fijos y móviles más fuerte en el mercado británico, que impulsará la expansión de la red de alta velocidad de Virgin Media y el despliegue de red 5G de O2.

Tamaño de la operación

La operación valora a O2 en 14.500 millones de euros y a Virgin Media en 21.300 millones de euros, ambos en términos de valor total de empresa. O2 aportará una compañía libre de deuda, mientras que Virgin Media aportará sus activos y 12.900 millones de deuda neta.

Se espera que la empresa conjunta produzca sinergias sustanciales valoradas en 6.200 millones de libras esterlinas sobre la base del valor neto actual después de los costes  de integración y creará un proveedor de comunicaciones integrado a nivel nacional con 11.000 millones de libras esterlinas de ingresos.

Liberty Global y Telefónica anunciaron el mes pasado el nombramiento de Lutz Schüler como consejero delegado y de Patricia Cobian como directora financiera de la empresa combinada una vez completada la transacción. Schüler es actualmente consejero delegado de Virgin Media y Cobian directora financiera de O2.