Carlota Pi, confundadora y directora ejecutiva de Holaluz

Carlota Pi, confundadora y directora ejecutiva de Holaluz

Energía

Holaluz abandona el negocio de la comercialización de gas para enfocarse en el desarrollo del autoconsumo

La comercializadora de electricidad derivará los que hasta ahora eran sus clientes de gas a una comercializadora de tarifa regulada.

3 octubre, 2022 12:01

La comercializadora de electricidad verde y promotora de proyectos de autoconsumo Holaluz ha anunciado que abandona su negocio de comercialización de gas, que inició en noviembre de 2015 como servicio adicional para sus clientes de electricidad 100% verde.

Desde entonces su compromiso era cerrar este negocio cuando existiera una alternativa sostenible clara. Según ha explicado la compañía, la situación extraordinaria y de volatilidad en el mercado, en el actual contexto sin precedentes de precios del gas, ha acelerado esta decisión.

Finalizar la comercialización de gas enfoca la compañía de forma definitiva y única a La Revolución de los Tejados, la apuesta de Holaluz para hacer que el mundo se mueva 100% gracias a la energía verde, convirtiendo cada m2 de tejado en electricidad 100% verde y barata para todos.

[Holaluz adquiere tres compañías instaladoras para potenciar su crecimiento]

La Revolución de los Tejados

La Revolución de los Tejados es un movimiento que persigue transformar el modelo de generación de electricidad vigente - centralizado y no renovable - a un modelo que combina la generación centralizada con la distribuida y apalancado íntegramente en las energías renovables. Desde junio de 2020, La Revolución de los Tejados ha conseguido transformar más de 7.023 tejados en electricidad 100% verde. A su vez, la compañía ha conectado a 386.540 clientes a la energía verde (a 31 de marzo de 2022).

La compañía ha tomado la decisión de derivar a su cartera de clientes de gas a la tarifa regulada, cuyo precio lo fija el Estado. Ello les permitirá seguir cubriendo sus necesidades en las mejores condiciones existentes.

Para 2022, en Holaluz, se estima que el fin de la comercialización de gas (unos 70.000 contratos) generará un impacto negativo en el EBITDA de aproximadamente 3,9 millones de euros. Para 2023, el impacto del cierre de la comercialización de gas supondría un impacto negativo de 6 millones de euros en comparación con los objetivos publicados en abril de 2022.