Montaje con Glencore, Gazprom y las grandes petroleras

Montaje con Glencore, Gazprom y las grandes petroleras Invertia

Energía

Qué empresas ganan con la guerra en Ucrania: Glencore con el carbón, Gazprom con el gas y las grandes petroleras

La suiza Glencore ha visto multiplicado por nueve su beneficio desde que comenzó la invasión rusa, como otras del sector de las materias primas.

11 agosto, 2022 01:43

Las grandes compañías de combustibles fósiles están haciendo su agosto con la crisis energética provocada por la invasión rusa en Ucrania. Los mercados internacionales de petróleo, gas y carbón se han disparado y los altos precios dejan varios ganadores: la compañía minera más grande del mundo, Glencore, la gasista rusa Gazprom y las grandes petroleras mundiales.

Estamos en medio de la mayor crisis energética mundial de la historia. La crisis climática y la guerra en Ucrania han acentuado la urgencia de construir un nuevo modelo para la seguridad energética. Mientras tanto, en este río revuelto hay ganancias de pescadores. 

Esas ganancias tienen mucho que ver con el precio del carbón, que está alcanzando cotas históricas. Un producto que costaba 134 dólares la tonelada métrica a principios de año ahora se vende hasta 400 dólares la tonelada. También con el del gas, que ha subido un 345% en un solo año. O el del refino. El incremento interanual del 65% en el crudo Brent se tradujo en un margen de refino casi cuatro veces más que el del inicio del año.

Glencore

Glencore, la compañía minera más grande del mundo, ha visto más que doblarse sus beneficios en la primera mitad del año debido al aumento de los precios del carbón. Las ganancias de la empresa han alcanzado el récord de 18.900 millones de dólares durante los primeros seis meses, un 119% más con respecto al año anterior.

El sólido desempeño en su negocio de carbón, que Glencore ha mantenido incluso cuando los rivales se iban retirando del negro combustible, representó casi la mitad de lo que ha ganado.

[El petróleo ruso se convierte en un "apestado", excepto para el 'oportunista' Glencore, el rey suizo de las materias primas]

Las ganancias extraordinarias impulsarán aún más su división de carbón, que generó ganancias de 8.900 millones, más de lo que obtuvo toda la compañía en los primeros seis meses del año pasado.

Glencore planea agotar sus minas de carbón térmico a mediados de la década de 2040 y produce más de 100 millones de toneladas al año en minas de Colombia, Australia y Sudáfrica. Las excelentes ganancias y rendimientos de esta multinacional la distinguen de los rivales mineros, que han informado de una caída de las ganancias y una reducción de los pagos a medida que se retiran las materias primas como el mineral de hierro y el cobre.

Gazprom

El gigante gasístico ruso Gazprom obtuvo un beneficio neto atribuido de 27.105 millones de euros en 2021, lo que supone multiplicar por 15 el resultado obtenido un año antes y un récord absoluto para la compañía en medio de los elevados precios del gas. En 2020 Gazprom había obtenido un beneficio neto atribuido de 1.778 millones de euros.

El beneficio antes de impuestos de Gazprom sumó 36.369 millones de euros, lo que supone multiplicar por 20 el que registró en 2020. Gazprom indicó que este aumento se produjo gracias al incremento de las ventas netas de gas apuntaladas por el precio medio de esta commodity.

Grandes petroleras y Arabia Saudí

Las principales petroleras estadounidenses y europeas han sabido sacar buena tajada del escenario energético actual. Solo las del Viejo Continente han conseguido un beneficio de 53.607 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 79% más que en idéntico periodo del año anterior.

Esto en términos agregados, porque en el caso individual de cada una de ellas, la mayoría prácticamente triplica las ganancias de un año antes, por lo que fueron beneficios récord.

Esos 53.607 millones son la suma de los beneficios declarados por Shell, Total, Equinor, Eni y Repsol, que alcanzan los 64.465 millones de euros. A esa cantidad se le han restado los 10.858 millones que ha reportado como pérdidas la multinacional británica BP. Esto ha sido asi después de que haya provisionado unos 30.055 millones de euros debido al impacto que tendrá sobre su actividad su salida de Rusia tras la invasión de Ucrania.

Todas ellas han recordado sus malos resultados en el año de la pandemia cuando se redujo la actividad económica a mínimos y se canceló la movilidad por aire, mar y tierra. Ahora reconocen que han disparado sus beneficios por su margen de refino.

[Gazprom obtiene un beneficio récord de 27.000 millones de euros en 2021 y multiplica por 15 sus ganancias de 2020]

En EEUU pasa otro tanto de lo mismo. Las ganancias del gigante Exxon en el primer semestre alcanzaron los 22.950 millones de dólares, un 214% más que un año antes. Por eso fue calificado como el mejor semestre de su historia y superó, por primera vez, los beneficios de Alphabet, matriz de Google.

Y el otro gran gigante, Chevron, obtuvo un beneficio de 17.550 millones, un 300% más que el mismo periodo del año anterior. En su caso, sacó provecho de la recuperación de la demanda y de los elevados precios del petróleo y el gas.

También sale muy bien parada Arabia Saudí. Los ingresos petroleros del reino de Salmán bin Abdulaziz se dispararon un 89% interanual, lo que ayudó a registrar un superávit presupuestario de 20.800 millones de dólares durante el segundo trimestre de 2022.

La recaudación representó el 68% de todos los ingresos de Arabia Saudita durante el segundo trimestre de 2022. Asimismo, las exportaciones de petróleo alcanzaron los 30.000 millones de dólares en marzo, las más altas en al menos seis años, según Bloomberg.

Guerra Rusia -Ucrania