El gaseoducto Medgaz.

El gaseoducto Medgaz.

Energía

Argelia aumenta el precio del gas suministrado a Francia con un acuerdo que tendrá vigencia hasta 2024

Sonatrach anuncia un acuerdo con el grupo francés Engie sobre el precio el contrato de suministro de gas natural a través del gasoducto Medgaz.

7 julio, 2022 12:51

La empresa nacional de hidrocarburos argelina Sonatrach y el grupo energético francés Engie han llegado a un acuerdo en Argel para su contrato de compraventa de gas natural a través del gasoducto Medgaz, el que une Argelia con España.

El contrato, que se basa en el que mantienen desde 2001, prevé el suministro de gas natural por parte de Sonatrach a Engie a través del gasoducto Medgaz.

Mediante este acuerdo, “las dos partes han acordado definir el precio de venta contractual aplicable durante un período de tres años, hasta 2024, para tener en cuenta las condiciones del mercado”, según explica la compañía argelina en un comunicado emitido la mañana del jueves.

[El contrato de gas con Argelia vence en 2032 y garantiza el suministro hasta entonces]

Igualmente, con motivo de la firma de este acuerdo, las partes confirmaron su intención de ampliar su asociación en materia de gas natural licuado (GNL) y gas natural.

Sonatrach anuncia que “reforzará su participación en la cartera de suministros de Engie, lo que permitirá a ambos grupos continuar su diversificación y contribuir a la seguridad energética de los clientes europeos”.

[Opinión: La crisis con Argelia saldrá cara a los españoles]

Sobre la base de su asociación histórica en torno al gas, las dos partes también se han comprometido a trabajar juntas para reducir su huella de carbono y evaluar nuevas oportunidades, en particular en su desarrollo.

Con la subida de los precios del gas en el mercado mundial, Sonatrach ha iniciado negociaciones con sus clientes franceses, españoles y portugueses abastecidos a través del Medgaz para obtener una revisión al alza de los precios.

Negociaciones

La empresa española Naturgy, confirmó a EL ESPAÑOL-Invertia la mañana del jueves que sigue en negociaciones con Sonatrach para fijar un precio del gas para el periodo 2022-2024.

Como adelantó EL ESPAÑOL-Invertia, Sonatrach está estudiando nuevas fórmulas para esas subidas en el gas a España y al resto de compradores europeos.

Actualmente, la mayor parte del gas natural argelino se vende en base al indicador Brent, sobre el valor del barril del petróleo Brent. Es un precio que se cierra para un periodo largo, que ha dejado en desventaja a Argelia, porque las empresas europeas tenían contratos antiguos con Sonatrach, por lo que le están pagando unos precios muy bajos en un contexto en el que el precio final del gas en los mercados internacionales es altísimo.

En principio, Argelia mantendrá las fórmulas de Brent, incluidas las de TTF, pero piden un aumento similar al de los precios internacionales con la excusa de que el TTF, el punto de comercio virtual de gas natural situado en los Países Bajos, es muy caro.

Marruecos

Por su parte, Marruecos ha buscado soluciones después de que Argelia cerrase del gasoducto Magreb-Europa en octubre de 2021 por la ruptura de relaciones diplomáticas.

Tras llegar a un acuerdo con España para transportar gas por ese tubo desde la península a Marruecos, este mes ha puesto en marcha sus centrales de ciclo combinado de Tahaddart y Ain Béni Mathar utilizando GNL (Gas Natural Licuado) importado del mercado internacional. Precisamente, eran las centrales que dejaron de funcionar tras el corte de gas de Argelia.

[Marruecos busca gas desesperadamente y pacta con España regasificar lo que compra fuera de la UE]

Rabat compra el combustible a un proveedor extranjero en formato licuado y se regasifica en una planta española, que envía a Marruecos desde finales de junio. Algo que Rabat solicitó a España tras superar la crisis diplomática con la carta enviada por el presidente Pedro Sánchez al rey Mohamed VI reconociendo el plan de autonomía marroquí como la solución “más seria, creíble y realista” para el conflicto del Sáhara Occidental.

Un comunicado de la Oficina Nacional de Electricidad y Agua Potable (ONEE) y la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM) anunció el 5 de julio que el suministro de estas dos centrales eléctricas con gas natural está garantizado por el gasoducto Magreb-Europa a través de la interconexión de gas marroquí-española que opera en modo de flujo inverso.

“Marruecos se asegura así el suministro de gas natural mediante la celebración de contratos de compra de GNL en el mercado internacional y la utilización de las infraestructuras de gas de los operadores españoles y del Gasoducto Magreb-Europa”, señala el mismo comunicado.