Endesa vincula por primera vez el bonus de sus altos directivos al crecimiento del grupo en renovables

Endesa vincula por primera vez el bonus de sus altos directivos al crecimiento del grupo en renovables

Energía

Endesa vincula el bonus de sus altos directivos al crecimiento del grupo en renovables

Es una decisión que la energética toma por primera vez dentro de su plan de retribución variable a largo plazo. 

24 marzo, 2021 13:59

Noticias relacionadas

Endesa vinculará por primera vez su plan de retribución variable a largo plazo dirigido a altos directivos, 'Incentivo Estratégico 2021-2023', a la capacidad instalada de fuentes renovables.

El grupo someterá a su junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 30 de abril, este plan retributivo correspondiente al periodo 2021-2023, que tiene como principal finalidad recompensar la contribución al cumplimiento sostenible del plan estratégico de las personas que ocupan posiciones de mayor responsabilidad.

En concreto, el plan está dirigido al consejero ejecutivo del grupo, José Bogas, y a los restantes directivos de la compañía con responsabilidad estratégica que sean determinados por el consejo de administración y abarca los tres años del periodo 2021-2023.

Como suele ser habitual, el devengo de la retribución variable del programa estaba referenciado a la evolución de las acciones -con una ponderación del 50% en el incentivo- y al objetivo de rentabilidad sobre el capital medio empleado acumulado en el periodo -con una ponderación del 25%-.

Ya en el anterior plan de incentivos correspondiente al periodo 2018-2020 se incluyó entre los objetivos para alcanzar el bonus la reducción de emisiones de CO2 del grupo, que se mantiene con una ponderación del 15%.

Sin embargo, ahora se añade también para el devengo del incentivo un objetivo de capacidad instalada neta de fuentes renovables, representado por la relación entre la capacidad instalada neta de fuentes renovables y la capacidad instalada neta total acumulada de Endesa en 2023. Este parámetro tiene una ponderación del 15% en el plan.

El incentivo 2021-2023 podrá conllevar la entrega de un número máximo de acciones igual a 93.673. Dicho volumen máximo de acciones supone un 0.00885% del capital social de la energética.

En el caso concreto del consejero delegado, el incentivo base para José Bogas será de 518.000 euros, y el número máximo de acciones al que tendrá derecho será 11.028.

Plan inversor

Endesa prevé un plan inversor de 7.900 millones de euros entre 2021 y 2023 para impulsar su apuesta por las energías renovables y la transición energética.

De esta cifra total inversora prevista por Endesa para el periodo 2021-2023, casi la mitad de ella, unos 3.800 millones de euros, tendrán por destino las renovables. Es una clara apuesta de la compañía por impulsar la generación 'verde' después de la decisión del año pasado de acelerar el cierre de sus centrales térmicas de carbón.

El grupo tiene una cartera de proyectos de 6.700 megavatios (MW) de potencia renovable con punto de acceso y conexión a la red. Esta potencia le permite cubrir holgadamente el aumento de parques renovables de hasta 3.900 MW incluido en su plan estratégico para el próximo trienio.

En total, el volumen de proyectos renovables que Endesa tiene en cartera, en diferentes grados de madurez administrativa, asciende a 42.000 MW.

Otros debates

Junto a la aprobación de este plan de incentivos para sus directivos, Endesa propondrá a su Junta General Ordinaria de accionistas, que se llevará de manera telemática debido a la situación sanitaria por el Covid-19, reducir el número de miembros de su consejo de administración a once desde los trece actuales.

Este ajuste en el número de consejeros de la energética coincide con la salida del órgano rector de Miquel Roca Junyent y Alejandro Echevarria, los dos miembros más veteranos del consejo y que no serán renovados por un nuevo mandato, ya que cumplen el límite de 12 años en el que los consejeros independientes pueden ocupar su cargo.

Asimismo, Endesa someterá a sus accionistas la aprobación de sus cuentas anuales de 2020, así como la propuesta de aplicación del resultado correspondiente al ejercicio pasado.

En concreto, la energética, participada en un 70% por la italiana Enel, distribuirá un dividendo de 2,014 euros por acción correspondiente a 2020, un 37% por encima al del año anterior.

Asimismo, la Junta de accionistas de Endesa aprobará la política de remuneraciones de los consejeros para el periodo 2021-2023. Esta política será continuista con las de los periodos 2016-2018, 2018-2020, 2019-2022 y 2020-2022.

De esta manera, no contempla la modificación de la retribución de los consejeros ejecutivos, ni la del presidente independiente ni del resto de los consejeros.