Inversor solar de Power Electronics, la firma que lidera el proyecto de la 'gigafactoría' de baterías. EE

Inversor solar de Power Electronics, la firma que lidera el proyecto de la 'gigafactoría' de baterías. EE

Energía INVERSIONES

La 'gigafactoría' de baterías del sur de Europa, el proyecto estrella valenciano para captar los fondos contra la pandemia

La compañía Power Electronics lidera esta iniciativa coral que va mucho más allá de proveer al automóvil. La Generalitat prepara una gran presentación.

24 enero, 2021 03:01

Noticias relacionadas

La Generalitat Valenciana dio a conocer esta semana los proyectos industriales de la autonomía con los que aspira a captar los fondos que la Comisión Europea ha puesto a disposición de los países de la Unión Europea. En el listado distribuido por el Gobierno de Ximo Puig, aparecen iniciativas de las principales firmas industriales de la región, como Ford o Stadler. Pero también figura la bautizada como Element Valencia, liderada por la compañía Power Electronics.

Su breve descripción revela que se trata de una “alianza valenciana de baterías”, cuyo objetivo es la implantación en la autonomía de “la gigafactoría de baterías de litio del sur de Europa”. El proyecto lleva años gestándose con el apoyo del ejecutivo autonómico, que no habló públicamente sobre el mismo hasta el pasado mes de septiembre.

“Se trata de un macroproyecto industrial de gran impacto liderado por empresas tractoras de la Comunidad Valenciana. Servirá para las fábricas de automóviles de España y para ofrecer soluciones de almacenamiento energético. El presupuesto público es de diez millones de euros, y esto movilizará centenares de millones en el sector privado a largo plazo”, explicó entonces el presidente valenciano en el debate de Política General.

De los mencionados diez millones, uno ya ha sido presupuestado para el presente ejercicio 2021, cuando se espera que eche a andar la iniciativa. Tanto es así que, según ha podido confirmar Invertia, la Generalitat Valenciana y las empresas participantes prevén ofrecer una presentación durante las próximas semanas para dar a conocer más detalles sobre la misma.

Pero el posible acceso del proyecto a los fondos React-EU, 55.000 millones adicionales habilitados por la Comisión Europea para reactivar la economía en el marco del programa Next Generation EU, supondría un fuerte espaldarazo para el mismo. De momento, se encuentra entre las propuestas transmitidas por la autonomía al Gobierno de España, que es quien ha de elaborar el catálogo definitivo de aquellas “susceptibles de ser financiadas con fondos europeos”.

Power Electronics

Más allá de su encaje en los fondos React-EU, la creación de grandes plantas productoras de baterías de litio responde a una estrategia industrial comunitaria. El objetivo de la Comisión es la creación de entre diez y 20 instalaciones de este tipo. Este plan ya se está desarrollando en el centro de Europa. Alemania es quien lleva la delantera. El sur del continente, por contra, es la zona geográfica más rezagada ante tal propósito. Pero esta desventaja podría convertirse ahora en una oportunidad ante los nuevos fondos dispuestos por la Comisión Europea.

El proyecto lo lidera Power Electronics, compañía valenciana “especializada en el desarrollo de equipos basados en electrónica” que se autodefine como “el proveedor líder del continente americano de inversores solares para plantas de energía fotovoltaica y el mayor fabricante mundial de inversores para el almacenamiento de energía”. Los inversores solares son los componentes encargados de transformar la energía producida por las placas solares en energía útil para el consumo.

Fuentes conocedoras de la iniciativa apuntan que podrían participar en la misma alrededor de una decena de firmas de perfil internacional, el grueso de ellas valencianas. Se trata de compañías de todo tipo: energéticas, químicas o del sector del automóvil. Entre ellas también se encuentra la fabricante valenciana de baterías Ampere Energy.

Para ayudar a configurar este pool de empresas, la Generalitat Valenciana desarrolló un "análisis de capacidades", cuyo objetivo fue identificar los elementos que podía aportar la región (tales como la capacidad de ensamblaje de las baterías, la producción de electrolitos o celdas, o el desarrollo de inteligencia artificial). A su vez, impulsó un estudio económico-financiero para analizar la viabilidad del proyecto.

Planta para el almacenamiento energético de Power Electronics. EE

Planta para el almacenamiento energético de Power Electronics. EE

Sobre el mismo, insisten en que va mucho más allá de fabricar baterías para los coches eléctricos e híbridos que empiezan a hacerse un hueco en el sector del automóvil. Sin duda, este sería uno de sus potenciales mercados, pero no el único.

Su relación con el sector de la automoción llevó al Ayuntamiento de Almussafes a movilizarse para captar la inversión. El consistorio ofreció 700.000 metros cuadrados industriales que tiene disponibles cerca de las instalaciones de Ford -la gigafactoría requiere alrededor de 500.000-. Pero no se descarta que, en caso de salir adelante, se ubique finalmente en otro emplazamiento.

Los 20 proyectos

Los 20 proyectos respaldados por la autonomía fueron presentados el pasado 19 de enero por las firmas Simplicity Works, Power Electronics, Ford, Stadler, Baleària, Puerto de València, Vodafone y FiveComm, Jeanologia, S2 Grupo, Zeleros, PLD Space, Arkadia Space, Grupo Dominguis y Repsol, LM Wind Power, ITV Ice Maker, Clave i, VLC Photonics, los clústeres de la cerámica, el textil y el calzado y la patronal valenciana CEV.

Las 20 iniciativas, en caso de salir adelante, sumarían una inversión conjunta de 5.500 millones de euros, según cifró la Generalitat. El empleo potencial que generarían sería de 60.000 puestos de trabajo.