“La falta de voluntad de diálogo son, junto con la ausencia de claridad, los peores aspectos de la gestión de la crisis”. Así de contundente se ha mostrado el vicepresidente ejecutivo de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer Jaume, a la hora de denunciar que el Ministerio de Turismo no está teniendo en cuenta a los empresarios hoteleros. 

Noticias relacionadas

Premisa en la que coincide el fundador de Room Mate, Kike Sarasola. Dada la importancia del turismo en el país el hotelero se ha preguntado "cómo no está sentada la ministra de Turismo en la mesa del comité de crisis hablando". “No nos hacen caso. Por eso muchos empresarios hemos salido a hablar”, ha señalado durante su intervención en un coloquio online organizado por Thinking Heads.

Desde Meliá también denuncia que ni el Gobierno ni las CCAA se hayan puesto en contacto con ellos para tomar decisiones en los planes de recuperación del sector. Así, Escarrer aboga por la colaboración público-privada para trazar una estrategia turística nacional. “Da envidia que Holanda y Alemania se han reunido empresarios turísticos”, lamenta. 

“La imagen de descoordinación puede retrasar la confianza de los viajeros para viajar”, critica Escarrer, en clara alusión a los comentarios de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que establecía la apertura de los hoteles a finales de año. Un escenario que desde Meliá califican de “negativo” ya que podrían incluso perder el primer trimestre del año que viene, incluida la Semana Santa.

“En los países donde apoya al sector la recuperación va a ser más rápida. En lo que no se les apoya va a ser más lenta”, ha alertado Gloria Guevara, presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC). “Esperemos que Europa trabaje en conjunto”, sentencia. Y emplaza a la próxima reunión de ministros de Turismo del G20 para que “la coordinación sea mayor y la recuperación antes”. 

Protocolo privado global

En este sentido, los dos hoteleros han apostado por un protocolo de seguridad e higiene privado y global para generar confianza sanitaria. “No podemos permitirnos que los protocolos se hagan aislados y vengan del sector público. Tienen que salir del sector privado con expertos y recomendamos a el público para que los conviertan en política nacional”, indican desde WTTC.

Algo que ya está ocurriendo en países como China, donde ya han empezado a abrir hoteles. Y en el caso de Meliá y Room Mate, que tienen hoteles medicalizado en España, ya tienen parte del camino hecho. “Sabemos que ya tenemos nuestros hoteles preparados con protocolos porque ya los hemos cedido y están medicalizados. Mañana sale el personal sanitario y entran turistas”, dice Sarasola.

De hecho, desde Meliá cree que España tienen que recuperar la confianza como destino turístico y hacer test masivos” para tratar de ser un "país Covid free”, como señalan desde Room Mate. 

Turismo nacional

En España lo primero que se reactivará será el turismo nacional. Ya lo dijo la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Algo que Meliá ya ha iniciado en China, donde ha abierto tres de sus siete hoteles “con baja ocupación y centrado en el turismo nacional”.

El empresario cree que en España asistiremos a un turismo de coche a costa peninsular y se muestra preocupado por “la previsible reducción de la rentas españolas”. 

“Esta crisis va a poner a prueba la resistencia y hay que salvar su liquidez. Hay que cuidar a la gente y el talento en las empresas. Y mantener la mirada puesta en el hoy y en el momento de la recuperación. Tengo mucha ilusión en ese momento”, afirma Escarrer, quien destaca que “solo hay una pequeña oportunidad que nos permite a todos resetearnos y empezar desde cero. Nunca nos habíamos encontrado con cero ingresos en 64 años”.