La Junta General de Accionistas de Abengoa de este 1 de octubre votará en contra de aprobar las cuentas de la compañía correspondientes al año 2019. Fuentes accionariales de la andaluza han confirmado a EL ESPAÑOL-Invertia que las tarjetas de votación emitidas hasta ahora -casi la totalidad de los participantes- han rechazado este punto del día.

Noticias relacionadas

Estas mismas fuentes indican además que la totalidad de los minoritarios incluidos en Abengoa Shares, y que representan más del 21% del capital, votarán en contra. Si consideramos que el quorum esperado no será superior al 30%, es un hecho que las cuentas no saldrán adelante.

Una situación que generará un grave problema para el rescate de Abenewco 1, la filial de la compañía andaluza que agrupa sus activos más importantes y que está pendiente de la aprobación de una ayuda de 249 millones de euros del Fondo de Rescate de Empresas Estratégicas de la SEPI.

De hecho, la primera condición que exige la sociedad pública para cualquier rescate es que las cuentas de la empresa estén aprobadas, por lo que la no validación de la junta generará en la práctica un parón en las negociaciones, y a solo tres meses de que expiren los rescates de la SEPI.

No obstante, los minoritarios de Abengoa (Abengoa Shares) creen que hay una solución a este problema y que se podría activar una vez que ellos puedan tomar el control de la compañía tras la Junta de Accionistas del 1 de octubre.

Nuevos consejeros

Fuentes del grupo han indicado a este diario que su objetivo sigue siendo tomar el control en solitario y para ello "no están negociando" con nadie de la actual gestión de Juan Pablo López-Bravo, pese a lo que se ha publicado en otros diarios. Por otro lado, también desmienten que se haya bloqueado el proceso para que sus consejeros sean nombrados en la Junta.

De hecho, estas fuentes confirman a este diario que, pese a que ellos retiraron del orden del día los nombramientos de tres consejeros (Clemente Fernández, Joaquín Martínez Sieso y Alfonso Murat) para evitar su nulidad, estas sustituciones podrán hacerse efectivas, con la salida de López-Bravo incluida.

Ello, gracias a la Ley de Sociedades que otorga la facultad de hacer ceses y nombramientos al margen del orden del día y si es que se tienen los votos suficientes para ponerse en marcha.  

Una vez tomado el control de la compañía, con los tres nuevos consejeros de Abengoa Shares y con Clemente Fernández como presidente, el objetivo será salvar Abenewco 1. Para ello, en primer lugar, Fernández convocará una Junta Extraordinaria en un plazo máximo de un mes para aprobar las cuentas de Abengoa y poner en marcha el rescate de la SEPI.

El siguiente paso será presentar una oferta para salvar Abenewco -la filial que agrupa los activos más importantes de Abengoa- que asegure la viabilidad de todo el grupo y que permita acceder a los 249 millones de euros solicitados a la SEPI.

Salida a bolsa

En este sentido, la idea es poder presentar una oferta transversal que incluya a todos los interesados, incluyendo a los minoritarios, algún socio industrial e, incluso, al fondo Terramar, que hasta el momento ha sido el único que ha presentado una oferta formal para entrar en el capital.

Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL-Invertia confirman que desde los minoritarios se ha invitado a Terramar para que participe en esta oferta conjunta, de manera de que todos los inversores interesados trabajen unidos por la salvación de Abengoa.

Para ello, el único requisito que pone Abengoa es que haya garantías de que la participación sea a largo plazo y que exista un compromiso firme de preparar una salida a bolsa de Abenewco 1 en el corto plazo.

Propuesta de Terramar

En marzo, y después de que Abengoa entrase en concurso, los gestores de la compañía idearon una operación de salvamento para capitalizar Abenewco 1 y posteriormente convertirla en la matriz del grupo, con lo que se salvarían todas las sociedades en riesgo de la compañía.

Esto pasaba por solicitar la ayuda de 249 millones de euros a la SEPI y dar la entrada de un socio industrial, el fondo, que aportaría liquidez y préstamos por valor de unos 200 millones, a cambio de quedarse con el 70% del capital social de Abenewco 1.

Una oferta que no convence a la SEPI, que mantiene paralizada la aprobación de este rescate a la espera de nuevas propuestas que siguen sin llegar. Es por ello por lo que Abengoa Shares lleva varias semanas trabajando en un rescate alternativo. La novedad es que ahora propone que Terramar se una a esta propuesta y se plantee un nuevo plan con todos los actores implicados. Incluso en los minoritarios se habla de "varias ofertas".

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información