Ferrovial ha vendido Cespa, el negocio medioambiental de España y Portugal, a PreZero International. Esta última forma parte del Grupo Schwarz que, a su vez, es dueño de Lidl. El montante de la operación es de 1.333 millones de euros e incluye capital y ajustes de deuda.

Es la familia Schwarz la que está al frente del negocio. Ya es la cuarta generación, con Beate, Gabriele y Oliver Schwarz manejando los hilos del grupo desde los últimos 15 años. Será de aquí a fin de año cuando se complete la transacción que, como es habitual, está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades de competencia.

Un periodo en el que también se sabrá quiénes serán los encargados de hacerse con el servicio de limpieza del Ayuntamiento de Madrid. Y Cespa, que es el buque insignia de medio ambiente en España y Portugal de Ferrovial, está muy bien posicionado para hacerse con alguno de los lotes en los que el consistorio presidido por José Luis Martínez-Almeida ha dividido la convocatoria. De ahí que, usando el sabio refranero español, PreZero puede ‘llegar y besar el santo’.

Bien posicionado

El Ayuntamiento de Madrid ha dividido el contrato de 1.700 millones de euros en seis lotes. Y seis han sido las compañías que se han presentado a dicho contrato: Cespa (Ferrovial); FCC Medio Ambiente; Valoriza (Sacyr) con OHL Servicios Ingesan; Acciona, con Alfonso Benítez (una filial de FCC Medio Ambiente); Ascan Servicios Urbanos junto a Ingeniería y Diseños Técnicos, y Urbaser.

El consistorio madrileño ya ha dado el primer paso, y ha abierto la oferta técnica. Y para regocijo de la familia Schwarz, el denominado como lote 1 está encabezado por Cespa. Dicho lote es el que hace referencia a los distritos de Centro, Chamberí y Tetuán. Su puntuación ha sido de 45,8 puntos, muy por encima de FCC Medio Ambiente (41,5 puntos), Urbaser (40,3), Valoriza/OHL (32,3) y Ascan (23,9).

En concreto, la oferta económica de Cespa en este lote 1 ha sido de 306 millones de euros. La de FCC Medio Ambiente (que fue la que consiguió la segunda mejor puntuación) fue de 310,7 millones. La de Urbaser fue de 309,1 millones, y la de Valoriza con OHL Ingesan fue de 309,9 millones. Ascan obtuvo la peor puntuación y su oferta económica fue la más baja: 300,2 millones de euros.

Además de en el lote 1, Cespa también opta al lote 3. En este caso, los distritos son los de Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca y Latina. Aquí, su oferta técnica ha conseguido la cuarta puntuación. Le han superado Urbaser, FCC Medio Ambiente y Valoriza con OHL Ingesan. Su oferta económica supera a la de sus competidores.

Cespa, asimismo, está interesada en el lote 4: distritos de Hortaleza, Barajas, Ciudad Lineal y San Blas-Canillejas. Aquí su puntuación (35,4 puntos) ha sido superada por Acciona con Alfonso Benítez (45,3 puntos) y por Urbaser (39,1 puntos). La oferta económica de Cespa es de 304,8 millones de euros. Mientras que la de Acciona con Alfonso Benítez es de 300,1 millones, y la de Urbaser de 303 millones de euros.

Por tanto, tres son las opciones que tiene sobre la mesa el Grupo Schwarz para aterrizar en España, concretamente en Madrid, con buen pie. Todavía queda camino por recorrer, ya que debe reunirse la mesa de contratación para que haga una propuesta de adjudicación que se acabará llevando a pleno. También hay que tener en cuenta el plazo que se suele abrir para la resolución de posibles recursos.

Seis años

El contrato del Ayuntamiento de Madrid tiene una duración de seis años. Por tanto, el gasto anual será de unos 282 millones de euros. Así, el gasto por habitante pasará de 59,6 a 86,31 euros anuales.

El negocio de medio ambiente en España y Portugal, recientemente adquirido por el grupo Schwarz, tuvo en 2020 un ebitda de unos 130 millones de euros.

PreZero, con la adquisición de Cespa, prosigue con su política de adquisiciones. Así, en septiembre de 2020 se hizo con parte del negocio de residuos y reciclaje del grupo francés Suez en Países Bajos, Luxemburgo, Alemania, Polonia y Suecia.

Hace un par de años se hizo con la quinta empresa alemana de tratamiento de basuras (Tönsmeier). Este año tiene previsto abrir una nueva planta de clasificación de residuos en Evergem (Bélgica) y, para 2022, un sistema de clasificación para envases ligeros en Eitting (Alemania). Su plantilla la conforman unos 13.000 empleados.

Noticias relacionadas

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ SWG Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información