Banca

Bankia descarta el freno de Competencia a la fusión: la marca desaparecerá en verano

José Ignacio Goirigolzarri asegura que "no hay mayor decisión estratégica que una fusión" ante unos tipos negativos que prevé hasta 2026.

28 enero, 2021 13:31

Noticias relacionadas

La última presentación de resultados de Bankia como entidad en solitario ha estado envuelta en un ambiente de nostalgia que los principales directivos de la entidad tardarán en olvidar. "He sido muy feliz", ha asegurado el presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, ante sus últimas semanas al frente de Bankia antes de la fusión con CaixaBank, en la que no prevé problemas con Competencia.

A pesar de la mejor evolución de la actividad comercial durante 2020, Bankia anticipa unos meses duros para el sector, por su especial conexión con la evolución de la economía. Sobre todo en un momento en el que, tal y como ha recordado Goirigolzarri, el mercado espera tipos negativos hasta 2026.

El presidente de Bankia ha asegurado, en este sentido, que "no hay mayor decisión estratégica que una fusión". En este punto, Bankia espera que su marca desaparezca "hacia los meses de verano", sin esperar "ningún tipo de restricciones" por parte de los reguladores ni de Competencia. 

Ante el riesgo de oligopolio del que advierten algunas voces, Bankia recuerda que contarán con una cuota en depósitos y crédito del 25%, "pero cuando se analiza la cuota de los líderes en los países más cercanos, estos niveles no son extrañas, sino más bien comunes". Especialmente en un momento en el que los bancos ya no son el único jugador en el sector financiero, con la irrupción de fintech y grandes tecnológicas en el negocio. 

"Durante estos años el sistema bancario español ha tenido un proceso de consolidación notable en número de entidades y los niveles de competencia no han bajado, sino que han subido", ha recordado Goirigolzarri. "Igualar concentración a menor competencia no se ajusta a la realidad", insiste.

Los principales directivos del banco no han querido pronunciarse sobre ningún punto de la organización que conformará la nueva CaixaBank. Pero sí se intuye que la decisión sobre determinados cargos, como el de José Sevilla, actual consejero delegado de Bankia, no está aún tomada. "La definición de la organización en una fusión es muy delicada y gestionar bien el proceso es fundamental, así como que los equipos estén concentrados en la atencion de los clientes", ha explicado Goirigolzarri. 

Tampoco han detallado la política de dividendos, que, según han explicado, "será competencia del nuevo consejo de administración y es probablemente una de las primeras decisiones que tendrá que tomar la nueva CaixaBank". La idea es que la entidad decida abonar el límite del 15% del beneficio establecido por el Banco Central Europeo (BCE).  

Incertidumbre económica

Goirigolzarri ha presentado la fusión como la fórmula ideal para hacer frente al nuevo entorno de incertidumbre macro. "Esperamos factores negativos, como la virulencia de la tercera ola, superior a la que yo esperaba y que impactará en la economía en este primer trimestre, y factores positivos, como las vacunas", explica Goirigolzarri.

En este sentido, insiste en que "no se me ocurre nada más importante y urgente que acelerar el proceso de vacunación", que será lo que marcará la evolución del PIB. El banquero ha recordado que la banca es un sector cíclico, "pero los números muestran que tenemos solidez en capital, que estamos bien provisionados y contamos con el apoyo del BCE", ha recordado.

No cobrará por los depósitos

Durante la presentación de resultados, el banquero también ha descartado la posibilidad de que la nueva CaixaBank cobre por los depósitos de los clientes particulares superiores a 100.000 euros, tal y como ya ha comenzado a hacer BBVA.

"Reconozco que hemos sido activos en el cobro a clientes de empresa, pero nunca se nos ha pasado por la imaginación cobrar a depósitos de particulares", ha explicado.

En este sentido, y ante el crecimiento de los ingresos por comisiones experimentado durante 2020, Goirigolzarri ha detallado que este incremento no se debe solo a las comisiones de administración, tras la nueva política que la entidad puso en marcha a principios del pasado año para acelerar la captación de clientes vinculados. 

"NUestras comisiones vienen de todos los epígrafes, de fondos de inversión, asset management, seguros, también muy notable en banca de negocios y medios de pago", indica el directivo. De hecho, la entidad calcula que actualmente cuenta con más de tres millones de clientes que no pagan comisiones. "Lo que buscamos es más vinculacón y el número de clientes que no pagaron comisiones en 2020 se ha incrementado en 700.000", añade.