Loa ocho bancos españoles que cotizan en bolsa, Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Banco Sabadell, Bankinter, Bankia, Unicaja y Liberbank, ganaron en conjunto 13.875 millones de euros en 2019. Así, en grueso, una suma nada despreciable. Pero una visión más detallada introduce otros matices. 

Noticias relacionadas

Y no solo porque esa cantidad es un 18,5% inferior a la de 2018, cuando su 'cosecha' de ganancias alcanzó los 17.015 millones, sino sobre todo por todo el dinero que el sector pone sobre la mesa para lograr ese beneficio. Entre esos ocho bancos, acumulan unos activos de 3,22 billones de euros, con lo que esos 13.875 millones se traducen en que a todo ese dinero apenas le sacan una rentabilidad del 0,4%. En 2018, y según los datos del Banco de España, la rentabilidad sobre el activo (ROA) de toda la banca española fue del 0,5%

Casi la mitad de esos activos, 1,52 billones, corresponden al Santander, que extrae un ROA del 0,4%. El de activo de BBVA roza los 700.000 millones, para un ROA del 0,5%. El que más rendimiento saca a su activo es Bankinter, con un 0,65%. A partir de ahí, el ROA de CaixaBank es del 0,45%; el de Unicaja, del 0,30%; y los de Bankia y Liberbank, del 0,25%. 

PROVISIONES, AJUSTES... Y TIPOS

El sector, por tanto, prolonga la realidad de los últimos años, marcada por unos beneficios en apariencia lustrosos, pero que descansan sobre una gran estructura -esos activos de más de 3 billones de euros- y una baja rentabilidad. Su trayectoria en bolsa lo evidencia con caídas que sitúan su cotización por debajo de su valor en libros, con la excepción de Bankinter. 

La caída de las ganancias conjuntas en 2019 se debe a las provisiones y los ajustes contables y de plantilla que entidades como Banco Santander, BBVA y CaixaBank llevaron a cabo durante el pasado ejercicio. También influyó, sobre todo en las entidades con un negocio más confinado al mercado español, el escenario de tipos de interés en mínimos históricos, por debajo incluso del 0%, que sigue complicando la extracción de rentabilidad del negocio bancario tradicional. 

El banco con mayores beneficios, también el más grande, es el presidido por Ana Botín. Ganó 6.515 millones, un 16,6% menos que en 2018. Le sigue BBVA, con unas ganancias de 3.512 millones, un 35% menos que en 2018. CaixaBank obtuvo un beneficio de 1.705 millones, un 14,1% menos. También cayó con fuerza el beneficio de Bankia, un 23%, hasta los 541 millones

Los otros cuatro bancos sí ganaron más dinero en 2019 que en 2018. En especial, Banco Sabadell, con un beneficio se 768 milliones, un 134% más, tras el 'agujero' provocado por su filial británica TSB en 2018. Unicaja ganó un 12,4% más, hasta los 172 millones; Bankinter, un 4,7% más, hasta los 551 millones; y Liberbank, un 1% más, hasta los 111 millones.