CaixaBank obtuvo un beneficio de 1.705 millones de euros en 2019, un 14,1% menos que el año anterior, por el coste del ERE pactado con los sindicatos, que afectó a unos 2.000 empleados y supuso un gasto bruto de 978 millones de euros para la entidad.

Noticias relacionadas

Sin tener en cuenta el impacto del acuerdo laboral, que se cerró en el segundo trimestre y que en términos netos fue de 685 millones, CaixaBank habría ganado 2.390 millones de euros, un 20,4% más, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los inversores optaron por premiar esas cuentas al comienzo de la sesión hasta el punto de colocar al banco como el líder del Ibex, con una subida del 5%. Sin embargo, la fuerte caída de Sabadell acabaó contagiando a todos y CaixaBank solo sube una décima.

El negocio de banca y seguros aportó la mayor parte del beneficio de CaixaBank, con 1.060 millones, mientras que el banco portugués BPI contribuyó con 332 millones y las participaciones con otros 313.

Los ingresos core, que se sitúan en 8.316 millones de euros en 2019 crecen un 1,2%. El margen de intereses asciende a 4.951 millones (+0,9% respecto a 2018) debido principalmente a los mayores ingresos de crédito por el incremento de volumen de negocio, al ahorro en la financiación minorista e institucional y a la mayor aportación del negocio asegurador. 

Por otra parte, los ingresos por comisiones se sitúan en 2.598 millones, un 0,6% más respecto a 2018, con un buen comportamiento respecto al tercer trimestre (+5,7%) y al mismo trimestre del ejercicio anterior (+7,5%). 

Los ingresos por dividendos incluyen en el segundo trimestre de ambos ejercicios el dividendo de Telefónica por 104 millones de euros. Asimismo, en el segundo trimestre de 2019 se registraron 46 millones de euros correspondiente a BFA. Por otro lado, el cuarto trimestre de 2018 incluía un dividendo de 23 millones de euros por la participación remanente en Repsol en aquel momento.

Créditos dudosos y morosidad

En el año, los saldos dudosos se reducen 2.401 millones de euros (-1.159 millones en el trimestre). Además de la gestión activa de la cartera dudosa y la normalización de los indicadores de calidad del activo, en 2019 se han formalizado ventas de cartera, sobre todo en los últimos meses, por lo que la ratio de morosidad disminuye hasta el 3,6% (-108 puntos básicos en 2019), la ratio más baja que ha alcanzado la entidad hasta ahora. La ratio de cobertura se incrementa hasta el 55% (+1 punto porcentual en el año).

La ratio Common Equity Tier 1 (CET1) alcanza el 12% a 31 de diciembre.

Retribución al accionista

CaixaBank propondrá a la junta de accionistas que convocará en febrero la distribución de un dividendo en efectivo de 0,15 euros brutos por acción, con cargo al beneficio de 2019, a abonar durante abril.

Así lo ha decidido el consejo de administración de CaixaBank, que este viernes ha hecho públicos los resultados del ejercicio 2019, en el que obtuvo un beneficio de 1.705 millones de euros, un 14,1% menos que el año anterior, por el coste del ERE pactado con los sindicatos.

Con el pago de este dividendo, el importe de la remuneración al accionista correspondiente al ejercicio 2019 será equivalente al 52,6% del beneficio neto consolidado, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).