El consejo de administración de Abenewco 1 ha acordado autorizar el inicio de los trámites para solicitar el consentimiento de los acreedores financieros tras comprobar que el acuerdo de términos de la oferta vinculante del fondo estadounidense Terramar cumple con los requisitos. 

Noticias relacionadas

Así se recoge en una comunicación la CNMV, en la que Abenewco 1 precisa que "se podrá analizar cualquier otra oferta vinculante que pudiera ser presentada en tiempo y forma". 

La validez de la oferta vinculante de Terramar vence el 31 de diciembre de 2021 y, además, se ofrece la posibilidad a los accionistas de Abengoa de participar con Terramar en los instrumentos de deuda y capital de Abenewco 1.

Todo ello después de que el viernes los trabajadores enviaran un escrito reclamando celeridad y que se aprobara "cualquiera de las ofertas vinculantes" que a fecha del siguiente Consejo de Administración hubiesen sido presentadas. 

"Se acaba el tiempo"

Los trabajadores de Abengoa consideraban que a la compañía se le acaba el tiempo y, por tanto, urgieron a que la única oferta presentada por el momento, la de Terramar, se aceptara. 

Los representantes de los cinco comités de empresa reclamaron que se aceptase ya "sin más demora" cualquier oferta vinculante al "no haber más tiempo" para esperar o decidir.

El propio presidente de Abengoa, Clemente Fernández, reconoció en la última junta de accionistas cierta preferencia por una oferta española por agilidad en el proceso de rescate y aseguró estar a la espera de noticias de una empresa española que había mostrado interés. Además, desde la compañía aseguraron hace unas semanas que intentaban agrupar a varios grupos de inversores que se interesaron en Abenewco 1.

El rescate de la SEPI 

Además, Abenewco 1 ha informado a la CNMV de que la solicitud de apoyo presentada en marzo ante la SEPI con cargo al fondo de apoyo a la solvencia de las emrpesas estratégicas "sigue su tramitación". 

La compañía solicitó 249 millones a la SEPI. Para ello era requisito imprescindible que se aprobaran las cuentas de 2019 y así se hizo hace poco más de una semana en la última junta de accionistas. Además, el juzgado encargado del concurso de acreedores autrizó recientemente al administrador concursal, Ernst & Young Abogados (EY), a aprobar las cuentas de 2020, 2021 y todas las que sean necesarias durante el procedimiento concursal.