La Sección Tercera del Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla, encargada del concurso voluntario de acreedores de Abengoaha autorizado al administrador concursal, Ernst & Young Abogados (EY), a aprobar las cuentas de la compañía "dada la suspensión de facultades de la concursada". 

Noticias relacionadas

En concreto, el auto autoriza a Ernst & Young Abogados a que apruebe o valide las cuentas de 2020, 2021 y todas las que sean necesarias durante el procedimiento concursal.

Este auto tiene fecha del 15 de noviembre, un día antes de que se celebrara la junta de accionistas que aprobó las polémicas cuentas de 2019. A partir de ahora los accionistas no tendrán que darle el visto bueno.

"También es la administración concursal quien ha formulado las de 2020, por lo que resultaba ciertamente absurdo que hubiere de sujetarlas a la fiscalización particular de socios, quienes no tienen competencia legal para fiscalizar particularmente la gestión de aquel órgano concursal", recoge el auto consultado por EL ESPAÑOL-Invertia.

La administración concursal de la compañía había solicitado "autorización judicial" para "completar el proceso de formulación y verificación de cuentas del ejercicio 2020, que se destacaba dependiente de la aprobación de la cuentas de 2019, así como a efectos de la atención a los deberes legales de elaboración y publicación de información financiera semestral del ejercicio 2021 exigida por la normativa sectorial del mercado de valores".

"Toda junta decae por sentido común concursal"

El juzgado ha considerado que "toda junta al efecto decae por elemental sentido común concursal" al quedar toda iniciativa de gestión interna como externa "bajo el control inmediato de la administración concursal y mediato judicial". Todo ello con el fin de hacer primar "el interés de los acreedores en todo caso.

En definitiva, se autoriza a los administradores concursales de Abengoa "para la directa y formal aprobación o validación que de las cuentas formuladas o reformuladas por la misma, fuere necesaria, durante el procedimiento y dada la suspensión de facultades de la concursada vigente, también para su oportuno depósito y regularidad debida a través del Registro Mercantil".

Aprobadas las de 2019

Hace solo un día, la junta de accionistas de Abengoa aprobó las polémicas cuentas de 2019, primera condición para desbloquear el plan de viabilidad y los 249 millones solicitados a la SEPI. El auto tiene fecha del 15 de noviembre (un día antes de la junta de accionistas).

Dichas cuentas reflejan unas pérdidas de 487 millones de euros y fueron rechazadas en la junta del pasado 1 octubre. Sin embargo, el 70% de los accionistas que participaron en la junta del martes emitieron votos favorables.