El relevo se consuma en la cúpula de BME tras la toma de control de la compañía por Six Group. Los suizos han anunciado el fichaje de Belén Romana, expresidenta de la Sareb y actual consejera de Banco Santander, para el consejo de administración que tomará el relevo del equipo hasta ahora encabezado por Antonio Zoido, que abandona el grupo tras 18 años de presidencia.

Noticias relacionadas

El nombramiento de Romana ha sido la principal novedad de un relevo para el que Six Group ya había manifestado intención de ejecutar con agilidad si su opa por la española salía adelante. Apenas 12 días después de haber anunciado que la oferta había alcanzado una aceptación del 93,16% del capital, Six Group ha puesto nombres a un consejo de administración que estará compuesto por solo seis miembros, de los cuales un tercio serán mujeres.

La fecha elegida para el relevo ha sido el otro factor clave. El cambio de poderes se escenificará en una junta general extraordinaria y exclusivamente telemática de accionistas que se celebrará el próximo 30 de julio. Los únicos puntos del orden del día son la modificación de los puntos que conciernen al consejo de administración de BME, el cese de todos sus actuales miembros y el nombramiento de los designados por Six Group.

Mantienen el asiento

En la lista, se mantienen en el cargo el hasta ahora consejero delegado Javier Hernani, tal y como se había confirmado con anterioridad, así como los dos consejeros que Six ha colocado hace unos días: Jos Dijsselhof y Daniel Schmucki, consejero delegado y director financiero del grupo suizo, respectivamente.

Estos dos fueron señalados por cooptación para cubrir las vacantes producidas por la dimisión de los representantes de Corporación Financiera Alba y de Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña. También David Jiménez-Blanco permanecerá como consejero independiente de la sociedad rectora de las bolsas españolas.

Los asientos de un órgano que ahora queda reducido a un máximo de nueve consejeros (frente a los 15 que ahora señalan los estatutos) y un mínimo de seis (frente a nueve) se completan con Marion Leslie, directora de información financiera de Six, que ocupará un asiento como dominical en BME.

Todos los nombramientos serán para el plazo señalado estatutariamente, que no varía y es de cuatro años. En cualquier caso, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tendrá que mostrar su conformidad con los nombramientos por tratarse BME del rector de los mercados oficiales españoles. Además, con la cuota que ocupan las mujeres elegidas se cumplirá el umbral del 30% establecido hasta ahora por el propio supervisor.

Fin de una etapa

Con la celebración de la junta, un mero trámite dado el peso más que mayoritario de Six, se despedirán de sus puestos como miembros del consejo María Helena dos Santos, Ana Isabel Fernández Álvarez, Joan Hortalá, Isabel Martín Castella y Juan Carlos Ureta. Además del histórico Antonio Zoido, que en marzo del año pasado ya dejó sus poderes ejecutivos en manos de Hernani, quien ahora pasará a ocupar también un asiento en el consejo de administración de Six.

El orden del día de la asamblea recoge la eliminación de la obligatoriedad de la existencia de un consejero coordinador, así como de la constitución de una comisión ejecutiva. Además, se modificará el Artículo 29 de los estatutos de la sociedad para "reducir el número mínimo de reuniones ordinarias del consejo de administración", si bien todavía no se ha dado a conocer cuál será el nuevo número de encuentros.

De momento, no se desvela quién será el designado para el puesto de presidente, y por tanto relevo de Zoido. Esto debería hacerse público una vez que BME dé a conocer cuáles son sus propuestas de acuerdo elaboradas ya desde Six. En este sentido, se trata de un factor clave, ya que tendrá voto de calidad en el consejo, lo que se vuelve determinante en un órgano de seis miembros.

En opinión de Dijsselhof "el nuevo consejo de administración de BME está perfectamente engranado para supervisar una empresa más diversificada, [a la par que] honra su compromiso de crear un órgano que refleje la nueva estructura de propiedad del grupo y que represente los intereses de ambos mercados". Tres de los miembros serán de nacionalidad española, tal y como se había recogido en el folleto de la operación.