Aviso a navegantes. Las órdenes de venta que los inversores ‘rezagados’ de BME realicen en los próximos días tienen destino preferente en los mostradores de Six Group. Así lo ha recordado este miércoles la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Noticias relacionadas

El organismo supervisor señala que, tal y como comunicó el martes por la tarde Six Group, los inversores que aún aguantan posiciones en BME pueden solicitar la compra forzosa de sus acciones. El plazo se prolongará hasta el próximo 5 de septiembre, cumpliendo con los tres meses que marca la regulación española.

Estas compras forzosas tendrán que ser atendidas por Six Group al mismo precio de 32,98 euros por acción que finalmente ofreció en la oferta pública de adquisición (opa) en la que se ha hecho con un 93,16% del capital social de BME. Eso sí, los gastos de corretaje corren a cuenta de los accionistas que soliciten esta adquisición.

Más cerca de la exclusión bursátil

Con estas premisas, la CNMV recuerda a los brókeres que reciban “órdenes de venta de acciones de BME a un precio inferior al fijado para el ejercicio del derecho de compra forzosa el deber de tener en cuenta el mejor interés de sus clientes”. En otras palabras: que a falta de un precio mejor en el mercado, ya sea el oficial o a través de operaciones al margen de este, deben solicitar la compra por parte de la sociedad rectora de la Bolsa de Zúrich.

No obstante, los todavía accionistas de BME pueden dar “instrucción específica en contrario” a su bróker para que la operación se realice en el mercado si no tienen intención de vender a Six. En cualquier caso, al margen de la formulación de órdenes, la compra forzosa se puede solicitar ante la sociedad o agencia de valores en las que tengan depositadas sus acciones.

La exclusión de bolsa solo se activaría en el caso de que las exigencias de compra forzosa cursadas llevaran a Six Group a engordar su actual porcentaje de control por encima del 95%. Ahí, avisan los suizos en el comunicado al supervisor, se "ejercitará, manteniendo un estrecho diálogo con la CNMV al respecto, el derecho a la venta forzosa de al totalidad de las acciones de BME de las que no sea titular".

No computarán, sin embargo, las posibles adquisiciones que Six realice por su cuenta en el mercado de valores. Este martes, la sociedad rectora de las bolsas españolas ha cerrado en 32,42 euros por acción, con un volumen de negociación de 339.611 acciones.