La presidenta Ursula von der Leyen, durante su intervención este jueves ante la Eurocámara

La presidenta Ursula von der Leyen, durante su intervención este jueves ante la Eurocámara Parlamento Europeo

Macroeconomía

Von der Leyen defiende que el presupuesto plurianual sea el "plan Marshall" de la UE

La presidenta de la Comisión pretende superar con esta propuesta el debate sobre los 'coronabonos' que piden Italia y España.

16 abril, 2020 12:31
Bruselas

Noticias relacionadas

La presidenta de la Comisión Europea, la conservadora alemana Ursula von der Leyen, ha defendido este jueves que el próximo presupuesto plurianual para el periodo 2021-2027 debe ser el "plan Marshall" que la Unión Europea necesitará para reconstruir su economía tras la crisis del coronavirus.

Con esta propuesta, Von der Leyen intenta superar el debate sobre los 'coronabonos' que piden Italia y España para financiar conjuntamente la recuperación y a los que se oponen Alemania y Países Bajos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue uno de los primeros líderes europeos que reclamó a la UE un "plan Marshall".

"Necesitamos una inversión masiva para reiniciar nuestras economías. Necesitamos un plan Marshall para la recuperación de Europa que debe ponerse en marcha de forma inmediata", ha asegurado la presidenta del Ejecutivo comunitario durante un debate en la Eurocámara ante un hemiciclo medio vacío por las medidas de seguridad frente al Covid-19. Von der Leyen no le ha puesto cifras a este plan, aunque este miércoles habló de "billones de euros".

"Sólo tenemos un instrumento que cuenta con la confianza de todos los Estados miembros, que ya funciona y que puede dar resultados rápidamente. Es transparente y de eficacia probada como instrumento de cohesión, convergencia e inversión. Y ese instrumento es el presupuesto europeo", sostiene Von der Leyen. El presupuesto europeo será la madre de la recuperación", ha resaltado.

El Ejecutivo comunitario presentó su propuesta original para el presupuesto plurianual del periodo 2021-2027 hace ya dos años. Un plan que prevé un gasto de 1,28 billones de euros en siete años, cifra que equivale al 1,11% del PIB europeo. Durante todo este tiempo, los Gobiernos han sido incapaces de ponerse de acuerdo.

Los países del Norte, contribuyentes netos a las arcas comunitarias, reclaman limitar el gasto al 1% del PIB. España y el resto de beneficiarios de las ayudas comunitarias, piden más dinero. El último intento de llegar a un acuerdo fue durante una cumbre extraordinaria a finales de febrero, la última presencial antes de la crisis del Covid-19, que acabó en fracaso tras 30 horas de negociación.

En su discurso ante la Eurocámara, Von der Leyen ha confirmado su intención de presentar una propuesta revisada junto con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. "El próximo presupuesto para siete años deberá ser diferente de lo que habíamos imaginado", ha dicho, aunque no ha dado más detalles sobre cuándo pondrá sobre la mesa las nuevas cifras.

Próxima videocumbre, el 23 de abril

Lo único que ha aclarado la presidenta es que su intención es adelantar buena parte del gasto a 2021 y 2022 para concentrar la inversión "en esos primeros años cruciales de la recuperación". También ha anunciado "soluciones innovadoras y más margen en el presupuesto plurianual para desbloquear inversiones masivas públicas y privadas". Es decir, Von der Leyen da a entender que la Comisión sopesa emitir deuda con el presupuesto europeo como garantía. 

La presidenta de la Comisión dijo hace unas semanas en una entrevista que los 'coronabonos' que piden España e Italia son sólo un "eslogan" y que su equipo no va a trabajar en ellos por la oposición férrea de Alemania y Países Bajos. A su juicio, el presupuesto de la UE es una solución menos controvertida para financiar la recuperación tras la emergencia del coronavirus.

"Ha llegado el momento de dejar atrás las viejas divisiones, disputas y recriminaciones. De salir de nuestras posiciones atrincheradas", ha dicho Von der Leyen en la Eurocámara. Sin embargo, estas divisiones existen dentro de su propio colegio de comisarios. El italiano Paolo Gentiloni, el francés Thierry Breton y el español Josep Borrell sí defienden un fondo aparte del presupuesto de la UE para financiar la reconstrucción financiado con la emisión conjunta de deuda.

Von der Leyen ha aprovechado su comparecencia en la Eurocámara para pedir disculpas por la falta de solidaridad de la UE con Italia en el momento inicial de la crisis. "Sí, es verdad que nadie estaba realmente preparado para esto. Es también verdad que muchos no estuvieron allí a tiempo cuando Italia necesitaba ayuda al principio. Y por eso es correcto que Europa ofrezca una sincera disculpa", ha dicho.

Aunque la presidenta no ha dado fechas, las primeras propuestas de la Comisión tienen que llegar a tiempo de la próxima videocumbre de jefes de Estado y de Gobierno convocada para el 23 de abril. Allí, los líderes europeos celebrarán el segundo asalto en el debate sobre los eurobonos. Y la división persiste pese a los esfuerzos de Von der Leyen por cambiar de tema.

Información sobre el coronavirus: