Pepe Álvarez, Unai Sordo, Pedro Sánchez, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva.

Pepe Álvarez, Unai Sordo, Pedro Sánchez, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva.

Empleo

Gobierno, patronal y sindicatos acuerdan una reforma laboral que busca reducir la temporalidad

Será la primera reforma laboral que cuente con el respaldo de todos los agentes sociales. 

23 diciembre, 2021 14:38

Noticias relacionadas

¡Fumata blanca! Los consejos directivos de CEOE, UGT y CCOO han dado luz verde a las líneas generales de la reforma laboral consensuada con el Gobierno. Sale así adelante la primera reforma laboral que cuenta con el apoyo de los tres agentes sociales, y con la que se busca reducir la temporalidad en el mercado laboral español. 

La CEOE ha sido la primera en dar luz verde al acuerdo, aunque no lo ha hecho por unanimidad. Han votado abstención la patronal de Madrid, CEIM; la del sector agrícola, ASAJA; la del automóvil, ANFAC y también la catalana Foment. 

En el caso de los sindicatos la situación ha sido bien distinta. Sus ejecutivas han dado el visto bueno por unanimidad. Tanto en el caso de UGT como en el CCOO que ha sido el último en dar luz verde a un acuerdo al que se llegaba la pasada madrugada sobre la campana.  

(ESTAS SON LAS CLAVES DE LA REFORMA LABORAL

Desde el Ministerio de Empleo aseguran que "se trata de un acuerdo histórico en materia de relaciones laborales que homologa el mercado de trabajo español al europeo". 

La duda estaba en saber qué ocurrirá con con la subcontratación. La propuesta del Gobierno decía que debe prevalecer el convenio de la empresa que contrata, algo que no convencía a la CEOE. Tras un largo proceso de negociación nocturna, finalmente el Ejecutivo ha retirado la propuesta y ha decidido que se mantenga como hasta ahora. 

Esto significa que el convenio de empresa subcontratada será el suyo y no el de la empresa mayoritaria. Es decir, si una operadora subcontrata a los técnicos de fibra óptica, éstos no tendrán el convenio de la operadora.  

Para CEOE y Cepyme "el acuerdo consolida el modelo laboral actual, que ha permitido incrementar la productividad de las empresas, asegurar su competitividad y contribuir al crecimiento del empleo".

En cualquier caso, las patronales reclaman "mantener la prudencia en la actual situación de pandemia para favorecer una rápida y sostenida recuperación económica". 

Ahora será el Gobierno quien tenga que redactar el Real Decreto definitivo que irá a Consejo de Ministros. En teoría el próximo martes, si no hay cambios en las negociaciones finales que se producirán en los próximos días. 

Desde CCOO reconocen que “quedan cosas por resolver”. “El sindicato no renuncia a muchas de las reivindicaciones y tendremos vigilancia sobre el proceso de convalidación parlamentaria en la que esperamos que no haya regresión”, alerta Unai Sordo, secretario general de CCOO.

Las principales modificaciones de la reforma laboral se producirán en materia de contratación. Se dará la figura de indefinido como prevalente, y se crean dos tipos de contratos temporales: estructural y de formación. Además, se refuerza el fijo discontinuo. 

Ultraactividad

Se reestablece la ultraactividad de los convenios colectivos para evitar que decaigan. Además, prevalecerá el del sector frente al de empresa. 

También se recoge la figura de los ERTE que se han empleado durante la pandemia, y se crea un nuevo mecanismo RED para el día a día. Este nuevo sistema será el que se pueda utilizar por las empresas para llevar a cabo regulaciones de empleo y requerirá de la aprobación del Consejo de Ministros. 

Las líneas generales de la nueva reforma laboral pasan por estos puntos, aunque habrá que esperar al texto definitivo del Real Decreto que elabore a partir de ahora el Ministerio de Trabajo. 

La intención es que el visto bueno a ese proyecto llegue antes del próximo lunes para que el martes 28 el Consejo de Ministros pueda aprobarlo. De este modo se cumplirá la promesa del Ejecutivo de cerrar un acuerdo antes de que acabe el año y cumplir así con lo comprometido con Bruselas. 

El Ejecutivo considera que con esta reforma se recuperan derechos de los trabajadores y se reducen las posibilidades de contratación temporal formentando de manera clara la contratación indefinida. 

En un comunicado, empleo ha insistido en que "todas las partes presentes en la Mesa de Diálogo Social han negociado sin escatimar en esfuerzos para llegar a una respuesta conjunta que permitiese dotar las relaciones laborales de un nuevo marco jurídicamente seguro, avanzado, que nos aproxima a Europa y con vocación de perdurar en el tiempo y de continuar trabajando para mejorar nuestro país". 

Para Unai Sordo se trata de “un acuerdo positivo”. “Recuperamos contratos que van a ser temporales de mucha menos duración, recuperamos poder de negociación en la negociación colectiva, desaparece el fin de la ultractividad, incorporamos medias alternativas a los despidos y los nuevos ERTE se actualizan”, ha enumerado.