Pensionistas.

Pensionistas.

Empleo

La última 'paguilla' de los pensionistas españoles será de 1.900 millones y se abonará entre diciembre y enero

La reforma del IMV se espera que esté finiquitada antes de acabe el año e incluirá un complemento para la infancia. 

14 octubre, 2021 15:24

Ya está contabilizada la 'paguilla' compensatoria para los pensionistas españoles por el incremento que está experimentando el IPC en este 2021. Según ha contado José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, será de unos 1.900 millones de euros, que se pagarán a los pensionistas entre diciembre y enero. 

Esta será la última 'paguilla' que pagará el Gobierno. A partir de 2022 estará en vigor el mecanismo de revalorización automática de las pensiones de acuerdo con el IPC que se espera que el Congreso apruebe antes de que termine el año. 

Esta es una de las cuestiones que ha abordado este jueves el ministro Escrivá en una rueda de prensa en la que también ha avanzado que la próxima reforma del Ingreso Mínimo Vital (IMV) se espera tener aprobada (el Congreso la está ultimando) antes de que termine el año. 

Ha confirmado que el el IMV tendrá asociada, además, una prestación por menor al cargo. Un "complemento de ayuda a la infancia", que llegará a familias de rentas bajas, pero elevando los umbrales de renta por encima de los que se piden para el IMV.

La idea es que, si el IMV llega a los hogares con pobreza severa, el complemento cubra aquellos sencillamente en pobreza, abarcando a más familias con umbrales de renta superiores. Con todo, Escrivá ha admitido que el Gobierno todavía está haciendo estimaciones sobre el alcance. 

Hasta 100 euros 

Estos hogares recibirán 100 euros mensuales por cada menor de cero a tres años, 70 euros por cada menor de tres años a seis años y 50 euros por cada menor de seis hasta 18 años

En total, el IMV contará con un presupuesto en 2022 de 3.000 millones de euros. La prestación ya llega a 350.000 hogares en los que viven más de 800.000 personas, pero el Ministerio de Escrivá quiere incrementar este alcance.

Para ello, se va a permitir que agentes del tercer sector puedan acreditar qué personas pueden recibir el IMV y se valora reducir los niveles de renta para facilitar el acceso.