Un fontanero trabajando.

Un fontanero trabajando.

Empleo

Seguridad Social se plantea retrasar a 2023 la reforma de la cotización de los autónomos

La complejidad del nuevo sistema estaría llevando al departamento a replantearse el inicio de la aplicación del nuevo sistema.

27 abril, 2021 02:24
Eduardo Ortega Socorro Arturo Criado

Noticias relacionadas

Una parte importante de la reforma de la Seguridad Social que está elaborando el Gobierno tiene que ver con los autónomos. José Luis Escrivá ya tiene el 'esqueleto' de la futura cotización por ingresos reales de este colectivo. En un principio, se comenzaría a aplicar en 2022. Sin embargo, la complejidad de la nueva fórmula y los cambios que implica respecto al sistema actual hacen que el Ministerio se plantee retrasar su puesta en marcha a 2023

Así lo indican fuentes cercanas al desarrollo de la reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y de las negociaciones con los colectivos de trabajadores por cuenta propia. Cabe recordar que, en un principio, la idea es tener el nuevo sistema de cotizaciones en marcha y de manera progresiva en unos meses, a partir del 1 de enero. Pero queda mucho por hacer para que esto sea realidad.

Por un lado, las fuentes consultadas consideran que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones necesita plazos mayores para poder ejecutar todos los desarrollos que necesita el nuevo sistema de ingresos reales.

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

A esto se suma que la negociación sobre dichos cambios no está cerrada todavía. De hecho, el Ministerio se reúne con las asociaciones de autónomos este martes y quedan numerosos aspectos por abordar y acordar.

De hecho, los representantes de este colectivo todavía se muestran recelosos sobre un futuro pacto. Cabe recordar que, si lo hubiera, la reforma de la cotización de los trabajadores por cuenta propia todavía tendría que pasar por el Congreso de los Diputados, donde tendría que superar la correspondiente votación legislativa. 

Tramos

Todo este trabajo pendiente es el que hace que Seguridad Social se plantee comenzar a aplicar la reforma en 2023, a pesar de que, por lo pronto, se mantiene sobre la mesa la posibilidad de aplicarla el próximo año. 

En su última comparecencia en la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, Escrivá explicó que, para facilitar la cotización por ingresos reales de los autónomos, su departamento está trabajando conjuntamente con el Ministerio de Hacienda. 

El 'esqueleto' del nuevo sistema de cotización por ingresos reales contempla 13 tramos para facilitar la máxima flexibilidad para los autónomos, que elegirán en qué tramo cotizan según sus pronósticos de ingresos y facturación. 

"Cada trabajador autónomo podrá elegir provisionalmente su base de cotización en función de previsiones de rendimientos, con la posibilidad de modificar su elección varias veces a lo largo del año", indicó. 

Un albañil en una obra.

Un albañil en una obra.

La idea es que haya un equilibrio entre la contributividad y el número de

tramos. Según indicó Escrivá, cuantos más tramos mejor se podrá adaptar la capacidad de pago individual de cada autónomo.

Esto está especialmente planteado para autónomos con ingresos por debajo del salario mínimo interprofesional (unos 950 euros mensuales brutos), que también contarán con tramos adaptados. 

La cotización por ingresos reales debería suponer, según los cálculos iniciales del Gobierno, que más de 1 millón de autónomos reduzca las cuotas que pagan a la Seguridad Social.

A cambio, habrá un incremento de la contributividad en otros colectivos de trabajadores por cuenta propia. Tras la reordenación de cotizaciones, el Ejecutivo espera que la recaudación llegue a los 11.000 millones de euros anuales, 2.000 millones más que los que se ingresan hoy día.

A cambio los autónomos tendrán pensiones de jubilación más elevadas de acuerdo con el incremento de las cotizaciones.