El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

Empleo

Los empresarios consideran un "grave error" la guía por el coronavirus de Trabajo

Consideran que genera "alerta y confusión" y que no aporta "ninguna novedad". 

4 marzo, 2020 21:07

CEOE y Cepyme han emitido un comunicado en el que critican y consideran un "grave error" la guía para ayudar a las empresas a afrontar una crisis por coronavirus que ha lanzado el Ministerio de Trabajo y que permitirá a los empleados no asistir a sus centros laborales si no se han tomado medidas y hay riesgos de infección por coronavirus. 

"Consideramos que el Ministerio de Trabajo y Economía Social comete un grave error al dar difusión a una guía de actuación en el ámbito laboral en relación con el coronavirus que genera alerta y confusión al no corresponder con la valoración del riesgo realizada por el Ministerio de Sanidad", indican las patronales en un comunicado.

Además, critican que "no ha contado con la participación de las empresas y los sindicatos, a pesar de que ya se lo habíamos solicitado previamente, contribuyendo con ello a una mayor incertidumbre".

Sanidad

Los empresarios indican que "hace semanas" que colaboran con "el Ministerio de Sanidad y en perfecta coordinación con el resto de los interlocutores sociales y otros agentes necesarios a lo largo del territorio nacional, en tanto que se trata de un asunto de salud pública". 

Aunque las patronales entienden que la situación responde "al ritmo político", también consieran que "el ministerio desoye a los interlocutores sociales y deja al margen la necesaria protección de las empresas en un momento trascendente, publicando un documento durante la tarde sin ni siquiera habérselo comunicado previamente a las organizaciones que conforman el diálogo social".

De hecho, opinan que el documento del Ministerio de Trabajo "no aporta ninguna novedad para garantizar la salud de las personas trabajadoras ni para minimizar el impacto en la actividad económica". 

En este sentido, "se limita a la transcripción de normas y procedimientos poco adecuados para hipotéticas situaciones de urgencia por razones de riesgo de salud pública. Tampoco responde a los supuestos de caída repentina de la actividad o falta de suministros que ya están afectando a numerosos sectores y empresas, por lo que pedimos urgentemente que se tomen medidas excepcionales para la protección de las empresas en esta situación en el marco del diálogo social y en coordinación con todos los ministerios competentes".