La Reserva Federal de EEUU (Fed) comienza a replegar algunas de las medidas de más extrema urgencia desplegadas en los peores compases de la crisis del coronavirus. Las subastas de liquidez diaria en dólares que lanzó hace tres meses para nutrir a los mercados de la divisa estadounidense pasan ahora a celebrarse cada tres días.

Noticias relacionadas

Aunque el plan de estímulos de la Fed no deja de sumar arsenal para asegurar la resiliencia de la economía de EEUU, una vez estabilizado el mercado de divisas, el Banco Central Europeo (BCE) y otros bancos centrales de todo el mundo han acordado reducir la periodicidad de subastas en la divisa norteamericana. Así lo recoge un comunicado de la entidad presidida por Christine Lagarde emitido este viernes.

Mientras que las operaciones con vencimiento de 84 días seguirán ofreciéndose semanalmente, las de liquidez a siete días se distanciarán hasta una cada tres días a partir del próximo 1 de julio. Así se mantendrán "durante el tiempo que sea necesario para apoyar el correcto funcionamiento de los mercados de financiación en dólares estadounidenses", explica el comunicado.

Camino de vuelta

En cualquier caso, estos organismos monetarios afirman que "están preparados para reajustar la provisión de liquidez en dólares estadounidenses si las condiciones de los mercados lo requieren". Es decir, que puede haber marcha atrás si la crisis se recrudece.

La medida se ha alargado, de hecho, más de lo previsto, puesto que cuando se anunció el 20 de marzo se explicó que la medida llegaba para quedarse, al menos, hasta el final del próximo mes de abril.

En este sentido, tanto el BCE, como el Banco de Inglaterra, el Banco Nacional de Suiza y el Banco de Japón aseguran que esta decisión conjunta con la Fed llega "dadas la mejora de las condiciones de financiación en dólares estadounidenses y la escasa demanda en las recientes operaciones de provisión de liquidez en dólares a siete días".