El optimismo no decae entre las manos fuertes del mercado. Asesores financieros y profesionales de la inversión esperan que el año acabe para las bolsas con retrocesos mucho más amables que los que ahora sufren. En el MSCI World, índice de referencia de la renta variable global, esperan que el desplome se modere del 9% actual al 7,3% al cierre del año.

Noticias relacionadas

La remontada que aguardan de la mano a la progresiva recuperación del potencial económico global es aún más llamativo en el caso de índices como el Ftse 100 de la Bolsa de Londres. Esperan que el 20% que ahora acumula a la baja se reduzca al 7,2% cuando acabe este 2020 del coronavirus. Así lo recoge una encuesta realizada por la firma francesa Natixis entre más de 2.700 profesionales del sector.

El estudio no arroja previsiones para España, pero en todos los casos los expertos prevén que 2020 cierre con unas caídas “más parecidas a las de 2018 que a las de 2008”. La diferencia en el caso del Ibex 35 es de un 25% a un 39% de retroceso. Y la brecha entre ambos ejercicios se repite con variaciones en el conjunto de las bolsas mundiales. En el caso del Ftse MIB italiano, el estudio apunta a un retroceso anual del 13,5% frente al 20% que ahora incluso supera el índice milanés.

El enemigo de la volatilidad

Uno de cada tres expertos consultados por la entidad francesa considera que la volatilidad “demuestra que el nerviosismo de los inversores fue mayor de lo que pensaba el mercado y que la caída de los mercados puso de manifiesto los riesgos y limitaciones de los fondos pasivos”. Además, un 51% considera que los fundamentales no justifican un castigo tan abultado como el que se vio en marzo.

Pese a todo, un 69% de los profesionales financieros considera que la volatilidad es el gran riesgo para la inversión este año, aunque seguido muy de cerca por el impacto de la recesión (67%). Un 47% de los expertos considera que el viento de cara a vigilar está en la incertidumbre geopolítica, mientras que un 19% señala hacia los bajos rendimientos de la renta fija. Un tema clave ahora que la Reserva Federal de EEUU (Fed) ha confirmado que no prevé incrementar sus tasas oficiales, al menos, hasta 2022.

Más riesgo del asumible

Por lo que se refiere a regiones, las manos fuertes del mercado son más positivas con EEUU y más pesimistas en Asia. A pesar de que en ambas plazas se han registrado repuntes de contagios en las últimas semanas, la previsión es muy diferente. Mientras que para el neoyorquino S&P 500 se esperan pérdidas del 7,3% -que los expertos estadounidenses reducen al 6,1%-, para el hongkonés Hang Seng prevén un retroceso del 11,5%.

En lo que se refiere a psicología de la inversión, un 67% de los profesionales financieros piensa que “los inversores particulares no estaban preparados para una caída de los mercados” y que un 75% olvidaron que “la longevidad del mercado alcista no tenía precedentes históricos y no era la norma”.

En este sentido, un 76% de los expertos considera que los particulares “tienen problemas para entender su propia tolerancia al riesgo”, lo que muchas veces hace que estén en un perfil de inversión que no es el adecuado para ellos.