El Consejo de Administración de Avangrid, la filial estadounidense del grupo Iberdrola, ha aprobado el nombramiento de Dennis V. Arriola como nuevo consejero delegado (CEO) de la compañía, que será efectivo a partir del próximo 20 de julio.

Noticias relacionadas

Arriola sucederá en el cargo a James P. Torgerson, quien, como ya se anunció a mediados del pasado mes de marzo, se jubilará el 23 de junio, tras la celebración, el día previo, de la Junta General de Accionistas 2020 de Avangrid.

Estadounidense de origen mexicano, y bilingüe inglés-español, Arriola llega a Avangrid procedente de la compañía energética estadounidense Sempra Energy, donde era presidente y vicepresidente ejecutivo, así como director de Sostenibilidad. Ha estudiado en universidades del máximo prestigio: licenciado en Economía por la de Stanford, es también MBA por la de Harvard.

Con más de 25 años de experiencia en el sector de la energía, Dennis V. Arriola ha ocupado diversos puestos de liderazgo a lo largo de su carrera, entre ellos entre ellos el de presidente y consejero delegado de Southern California Gas Co. (SoCalGas); vicepresidente ejecutivo y director financiero de SunPower Corp., una empresa de tecnología solar con sede en Silicon Valley; y vicepresidente senior y director financiero de San Diego Gas & Electric y SoCalGas.

Energías renovables

Ignacio Galán, presidente del grupo Iberdrola y de Avangrid, ha señalado que “la importante experiencia de Dennis en el sector de la energía, incluyendo los servicios públicos y las energías renovables, así como su profunda formación estratégica, financiera y operativa, le convierten en una elección natural para dirigir Avangrid y ejecutar nuestra estrategia a largo plazo para consolidarnos como una empresa líder en energía sostenible”.

“Dennis tiene un historial de desarrollo de equipos fuertes y como líder comprometido que se centra tanto en la aportación de beneficios a los accionistas como en la construcción de una sólida reputación de la empresa basada en el propósito y los valores”, ha añadido Galán.

Por su parte, Arriola ha asegurado que “me incorporo a una compañía extraordinaria y estoy muy emocionado y honrado de liderar esta organización a medida que avanza en su siguiente fase de crecimiento. El sector energético está en un momento de transformación y Avangrid está bien posicionada para ofrecer soluciones de energía limpia a sus clientes y ayudar a desarrollar la infraestructura necesaria para cumplir con nuestros futuros objetivos climáticos”.

Nombrado uno de los ‘100 hispanos más influyentes’ por la revista Hispanic Business, Arriola es también presidente del Instituto Económico Latino de California y forma parte del consejo de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y del Auto Club Enterprises. Con anterioridad, fue presidente de la California Business Roundtable y perteneció al consejo de la United Way - Greater Los Angeles.

EEUU, un país clave para el grupo Iberdrola

Iberdrola, a través de la sociedad cotizada en la Bolsa de Nueva York Avangrid, de la que posee el 81,5% de las acciones, está presente en 25 estados de Estados Unidos, donde cuenta con activos valorados en alrededor de 33.000 millones de dólares.

La filial prevé realizar inversiones de alrededor de 11.800 millones de dólares en el periodo 2019-2022 para seguir consolidando su presencia en los sectores de las energías renovables (31% del total) y las redes de transmisión (69%).

La práctica totalidad de su producción es renovable, gracias a sus más de 7.500 megavatios (MW) limpios instalados en el país, donde es el tercer operador eólico. Además, distribuye electricidad y gas en Nueva York, Maine, Connecticut y Massachusetts, donde da servicio a 3,3 millones de ciudadanos.

Iberdrola, como ya ha hecho en Europa, está siendo punta de lanza en el sector eólico marino estadounidense. La compañía desarrolla, a través de la sociedad Vineyard Wind, el parque eólico marino homónimo, que contará con 800 MW de capacidad instalada frente a las costas del estado de Massachusetts. Cuando entre en operación, esta instalación puntera podrá suministrar energía limpia a 1 millón de hogares.

A esta infraestructura renovable se añadirá Park City Wind, un nuevo proyecto eólico marino que Iberdrola se ha adjudicado a finales del pasado año también a través de Vineyard Wind. Este parque contará con una capacidad de 804 MW y estará situado en aguas de Connecticut. Con la producción prevista para Park Wind City, se evitará la emisión a la atmósfera de más de 1,6 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, el equivalente a retirar 325.000 vehículos de las carreteras.