Brendan McDermid Thomson Reuters

Tecnológicas

Salesforce descarta abrir una región de datos en España por el momento: no hay ni interés ni volumen suficientes

Líderes globales y locales de la compañía estadounidense reconocen que, a diferencia de Alemania o Suiza, en nuestro país no existe una preocupación relevante por dónde están alojados los datos de sus empresas.

24 septiembre, 2022 01:03
San Franscisco (EEUU)

España se ha convertido en una de las regiones con más actividad en la siempre dinámica industria de los centros de datos. La aceleración del cambio digital, la necesidad de procesos con menor latencia y las preocupaciones por la soberanía y residencia de la información ante la incertidumbre geopolítica han sido acicates para ello. Si le unimos la buena conectividad de nuestro país y un mercado tecnológico que crece por encima de la media europea, esta vorágine se entiende con claridad.

Sin embargo, hay una compañía que mantiene recelos a la hora de dar este salto. Salesforce, la multinacional de software CRM fundada por Marc Benioff, no cuenta todavía con España en su hoja de ruta de su propia nube, llamada Hyperforce.

La firma, que aloja sus servicios actualmente en distintos proveedores hiperescalares -como Amazon Web Services-, está desplegando sus propias capacidades a escala internacional. No tanto con la intención de dejar de depender de ellos, sino de contar con una arquitectura común que les permita balancear sus cargas de la forma más eficiente o económica posible en un momento dado.

[Dreamforce 2022: del festival de música de Marc Benioff a la búsqueda de la unidad en el software empresarial]

En estos momentos, Hyperforce está disponible en diez países del mundo, aunque desde la compañía aspiran a contar con presencia en 17 mercados a finales de 2023. Entre ellos, varios países europeos, como nuestros vecinos italianos. ¿Por qué España no está en la lista, como sí lo hace para muchos de sus rivales?

D+I ha preguntado directamente por esta cuestión a Bret Taylor, coCEO de Salesforce, y Enrique Polo de Lara, su country manager para España. Y, efectivamente, nuestro país no figura por el momento en los planes de expansión de la nube propia de esta enseña.

Taylor, que compagina la dirección de Salesforce con la presidencia de Twitter, explica a este medio que su estrategia se basa en ofrecer "confianza, seguridad, fiabilidad y residencia local de los datos, porque cada vez más industrias esperan tener sus datos en sus regiones". Sin embargo, sale por la tangente a la hora de concretar próximos planes de cara a Europa o España.

[Análisis: Salesforce, cuando la incertidumbre ayuda a la opción más fuerte]

Mucho más claro se pronuncia Enrique Polo de Lara. Por lo pronto, confirma que aún no se han iniciado las conversaciones para una hipotética apertura de Hyperforce en nuestro país; algo que podría suceder "en un par de años". En su opinión, el mercado español aún no tiene "el volumen suficiente" para justificar este despliegue (la compañía aspira a duplicar su tamaño en la península en los próximos cuatro cursos).

Y lo que es más: considera que las empresas patrias "no tienen el mismo interés por dónde están sus datos, siempre que sea dentro de la UE, como las compañías alemanas o suizas".

La explosión de los centros de datos en España

Este mes, Oracle fue el último en inaugurar su región de datos en España, si bien sin centros propios y empleando las capacidades de Telefónica para ello. Uno de los partners de confianza en estos casos, Equinix, también cortará la cinta del MD6, la última de sus expansiones en las próximas semanas. Interxion, otro de sus rivales y que ya trabaja en su propio MAD4 para el próximo año, es la opción escogida por IBM para dar vida a su propia región de datos en ese mismo 2023, mientras que Google no quiso confirmar hace unos meses cuál fue su elección para abrir operaciones de nube pública en nuestro país.

En paralelo, AWS, la parte de Amazon dedicada al negocio cloud, abrirá antes de que acabe el curso una región de datos propiamente dicha en Aragón, con centros propios en varias localizaciones de Zaragoza (Villanueva de Gállego y El Burgo de Ebro) y Huesca (en su plataforma logística). Microsoft también tiene planes para abrir sus tres centros de datos en San Sebastián de los Reyes, Algete y Meco antes de que acabe el año. 

Meta hará lo propio en Talavera de la Reina (Toledo), cuyo CPD comenzará a construirse a finales de 2023. Las obras estarán totalmente finalizadas en 2030 si se cumplen los plazos previstos por la firma. Y Data 4 contará desde octubre con un segundo centro de datos dentro de su campus de Alcobendas; y un tercero en la misma localización, cuyas obras empezarán en septiembre.