La portavoz de Junts per Catalunya en el Congreso, Laura Borràs, ha aprovechado este miércoles la sesión de control al Gobierno para enviar a Pablo Iglesias un "saludo fraternal" de Jordi Sánchez, condenado por su participación en el proceso de secesión unilateral de Cataluña.

Noticias relacionadas

Borràs, investigada en el Tribunal Supremo por presuntos delitos de corrupción relacionados con la concesión de contratos públicos a favor de un amigo, ha preguntado al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, su opinión respecto al informe de Amnistía Internacional "que concluye que Jordi Sànchez y Jordi Cuixart deben ser puestos en libertad de inmediato".

A quien JxC quería dirigir esta pregunta era a Iglesias, aunque el Gobierno decidió que fuera Campo, y no el vicepresidente segundo, el que contestara. Ello no ha impedido que Borràs siguiera centrándose en Iglesias, del que ha recordado las declaraciones que hizo en junio de 2018 después de visitar en la cárcel a los implicados en el 'procés'

Borràs recordó las palabras del líder de Unidas Podemos, que consideró una "vergüenza" que Amnistía Internacional "tenga que sacar los colores a nuestro país diciendo que aquí hay presos de conciencia" [en realidad, AI niega que los condenados por el 'procés' sean presos políticos o de conciencia].

"No quiero vivir en un país donde haya presos de conciencia, sino en un país en el que los problemas se puedan solucionar sentándonos todos en la mesa", dijo entonces Iglesias.

Borràs preguntó al ministro de Justicia "si el vicepresidente le ha trasladado esta preocupación suya y le ha conminado [sic] a tomar decisiones" para que "esos deseos" se conviertan en "acciones políticas".

El mensaje

La portavoz de JxC pidió a Campo que "traslade al vicepresidente" un "mensaje" de "uno de esos presos políticos". Y leyó un texto de Jordi Sànchez dirigido a Pablo Iglesias en el que el condenado manifiesta: "Vicepresidente, te deseo que la gravedad del momento no te impida mantener tu impulso para avanzar en la justicia social, la conquista de libertades y derechos democráticos y la resolución efectiva de conflictos políticos como el que vivimos entre Cataluña y el Estado español. Un abrazo fraternal".

Campo no acusó recibo de la misiva y no dijo una palabra sobre el mensaje de Sànchez. Se limitó a contestar a Borràs que el informe de AI le merece "la máxima de las consideraciones" pero "en nuestro sistema los asuntos penales los resuelven los jueces".

"La calificación de los hechos y la determinación de las penas las hacen los tribunales, que juzgan y hacen ejecutar lo juzgado de manera exclusiva y excluyente", añadió el titular de Justicia.

"¿Usted cree que el Gobierno puede abrir la celda?", ironizó. "Ése no es el sistema que nos dado".

Campo reiteró que "con consenso" y "con sosiego, no al calor de una cuestión concreta", ya ha dicho que es partidario de una revisión de los delitos de sedición "y de otros, como los de medio ambiente".