El magistrado de la Sala Penal del Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa sobre el proceso soberanista catalán, ha dirigido este viernes escritos de suplicatorio al Parlamento Europeo para que levante la inmunidad de la que gozan el expresidente catalán Carles Puigdemont y el exconsejer Antoni Comín, ambos prófugos de la Justicia española y reconocidos como diputados por la Eurocámara.

Noticias relacionadas

Llarena considera imprescindible cursar los suplicatorios en aplicación de la nueva doctrina establecida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la sentencia sobre Oriol Junqueras el pasado 19 de diciembre.

El TJUE declaró que se adquiere la condición de eurodiputado, con las inmunidades que conlleva el cargo, desde la proclamación de los candidatos electos. En el caso de España, la Junta Electoral Central proclamó europarlamentarios a Comín y Puigdemont el 13 de junio, aunque luego declaró vacantes sus escaños al no haber acudido a jurar o prometer acatamiento a la Constitución española. Tras el fallo del TJUE, el Parlamento Europeo les ha reconocido la condición de miembros de la Cámara. 

El pasado 14 de octubre, tras la sentencia del 'procés', Llarena reactivó la euroorden contra Carles Puigdemont, prófugo de la Justicia desde el 30 de octubre de 2017, cuando huyó de España.También se ha relanzado una orden internacional de detención con fines de extradición contra él. Posteriormente adoptó las mismas medidas contra Comín, también huido a Bélgica.

Llarena volvía a intentar con ese mecanismo la detención de Puigdemont y Comín y su entrega a España con el fin de que puedan ser juzgados por los hechos por los que fueron procesados el 21 de marzo de 2018 y que la Sala Penal del Supremo ha considerado constitutivos de delitos de sedición y malversación en la sentencia que condena al vicepresidente, Oriol Junqueras, y tres exconsejeros del Gobierno que encabezó el prófugo.

Una vez conocida la sentencia del TJUE, Llarena ha decidido mantener las euroórdenes contra Puigdemont y Comin enviadas a la Justicia belga y pide al Parlamento Europeo que suspenda la inmunidad de ambos. Argumenta, a este respecto, que los hechos imputados a ambos son muy anteriores a su elección como diputados y no guardan relación alguna con su actividad en la Eurocámara.

Detención en España

El instructor también ratifica la orden de detención contra los dos prófugos si pisan  territorio español. Llarena aplica la doctrina del Tribunal Supremo sobre el suplicatorio -la misma que ha afectado a Junqueras- e indica que si Puigdemont o Comín son arrestados en España no les alcanzaría la inmunidad al estar ya procesados. En ese supuesto, por tanto, tampoco sería preciso el suplicatorio para continuar el procedimiento penal contra ellos.

El magistrado ha decidido dirigirse a las autoridades belgas para pedirles que dejen sin efecto los plazos para resolver sobre las euroórdenes hasta que el Parlamento Europeo resuelva sobre los suplicatorios.