María Dolores de Cospedal encargó "trabajos puntuales" al comisario Villarejo durante el encuentro secreto que mantuvieron en la sede del PP. La secretaria general del partido, recibió al entonces inspector jefe para conocer información confidencial del caso Gürtel. Pero además acordó encargar al policía trabajos privados. "Por la discreción no te preocupes", le llega a decir Cospedal en un momento de la conversación.

Noticias relacionadas

Según las grabaciones desveladas por el portal Moncloa.com, el comisario Villarejo, ahora en prisión, se reunió en secreto con Dolores de Cospedal en Génova. Allí, el policía confesó a la número dos del PP unas actividades que, años después, le ha llevado a entrar en prisión preventiva: pese a ser funcionario público, realizaba trabajos privados y cobraba suculentas sumas por ello. Cospedal, en lugar de denunciarlo, se puso a la cola. 

En las grabaciones conocidas ahora, es el marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro, quien hace la primera propuesta para que Villarejo comience a trabajar para el PP: "¿Tú estarías en disposición, por ejemplo, de hacer algún trabajo puntual en temas?. La respuesta de Villarejo no deja lugar a dudas: "Ya te digo. Ningún problema. Por lo menos los gastos alguna vez me pagaréis, alguna vez los gastos. Bueno. Bromas aparte. Lo primero ya me lo habéis pagado". Es entonces cuando Cospedal respalda la propuesta de su marido: "Por la discreción no te preocupes", afirma, sin saber que está siendo grabada.  

Trabajos también para el PSOE

En otro momento de la conversación, es Villarejo quien se refiere a trabajos anteriores elaborados también para el PSOE: "Yo tengo la cartera en un lado y el corazón en el otro. Siempre que gobernáis vosotros nunca he ganado dinero. Pero siempre que gobierna el PSOE, como son tan desastre, siempre me encargan cosas".  De hecho, el excomisario, acusado en la actualidad de organización criminal y blanqueo de dinero por la Audiencia Nacional, explica que fue José Luis Corcuera como ministro del Interior quien le llama en 1992 para que se reintegre en la Policía.

En la cinta, Villarejo asegura también que el responsable de las principales operaciones anticorrupción de la Policía Nacional, José Luis Olivera, habría "boicoteado" investigaciones en favor del PP: "Es el tío que en un momento determinado me avisa siempre. Totalmente de confianza. Él es que, gracias a él ha boicoteado mil cosas y tal".  Tanto es así, que Villarejo intenta que Cospedal presione para que Olivera sea promocionado. Y a juzgar por los resultados, parece que lo consiguió.

Después de liderar la investigación sobre la operación Gürtel con el Gobierno del PSOE, Olivera fue ascendido desde la UDEF a la dirección del Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), el máximo organismo de coordinación en materia de terrorismo. Allí, Olivera, cesado por el ministro Grande-Marlaska, recibía la información que aportaba tanto el CNI como la Guardia Civil y la Policía Nacional.

La cercanía entre Olivera y Villarejo era tal que en las grabaciones incorporadas al sumario del caso, el excomisario mantiene que ha sido invitado a pasar la Nochevieja de 2005 en Alicante en compañía de Olivera. Sin embargo, a día de hoy el mando policial no aparece vinculado a ninguna de las operaciones judicializadas que tienen como protagonista Villarejo.