El inicio del curso político ya cumple con las expectativas. El Gobierno del PSOE saca pecho por su gestión de la crisis en Afganistán y la evacuación de más de 2.000 personas del infierno talibán, Podemos no dice ni palabra del asunto y se centra en aprovechar otras crisis más de andar por casa para sacar cabeza y que alguien les mire... y al otro lado, a la derecha, el PP navega indeciso entre la defensa de la misión ejecutada por el Ejército y las críticas al presidente, mientras que Vox los iguala a ambos: "El bipartidismo es el peor efecto llamada, vienen miles de inmigrantes ilegales porque el PP no es alternativa, es lo mismo que el PSOE".

Noticias relacionadas

Así se ha expresado el presidente del partido de derecha extrema, Santiago Abascal, en una comparecencia convocada en la sede del partido, en Madrid, para dar por empezada la política tras el veraneo. "Europa no tiene ninguna obligación moral de acoger a todo Afganistán ni a toda África", ha espetado, "porque eso nos llevaría a la ruina moral, social y económica".

Aprovechando su discurso impugnatorio para todo lo que tenga que ver con "las políticas globalistas y buenistas", Abascal ha empacado a "la burocracia europea" con el "buenismo progre" de PP y PSOE y el "desastre" de la retirada estadounidense y de la OTAN.

"El PP es cómplice de la llegada de más de 20.000 ilegales a nuestras costas en lo que va de año", ha insistido. "Y lo es porque ni cuando gobernó hizo nada por evitarlo, ni ahora se opone a las políticas del peor Gobierno posible", el de Pedro Sánchez. 

A la vista de la subida del partido de Pablo Casado en las encuestas, Abascal ha tratado de mostrarse como la única esperanza de los votantes de derechas. Eso sí, lo ha hecho con un discurso muy escorado, bramando por "el peligro de los ilegales, los menas y los okupas".

Según el presidente de Vox, "el código penal no ampara el derecho a la legítima defensa en el propio hogar", y por eso hay un ciudadano español "en la cárcel a pesar de que no hay riesgo de fuga por defenderse en casa de un inmigrante marroquí que entró con una motosierra".

El líder ultraconservador ha tenido "un recuerdo" para "la joven española violada en manada por jóvenes magrebíes" y para "la anciana de 90 años, hospitalizada, que se ha encontrado su casa okupada por su cuidadora extranjera" al ser dada de alta.

"Vienen porque PP y PSOE les llaman, y lo hacen desde hace tiempo, regalándoles ayudas que no hay para los españoles", ha bramado Abascal. "Lo que necesitan nuestros compatriotas y no lo tienen", insistía, señalando que la ley andaluza del menor "entrega ayudas a los menas hasta los 25 años, cuando hay muchas familias españolas que no pueden darles esa paga a sus hijos, o peor, no pueden ni pagar la luz".

Abascal ha anunciado que Vox "ha roto todo contacto" con el Gobierno de Juanma Moreno en Andalucía. Y le ha dado dos alternativas: "O cumple el pacto con Vox para su investidura o convoca elecciones"... y una tercera: "O bien busca el apoyo del PSOE como socio, porque sus políticas son cada vez más parecidas".