Joana Rei Sara de Diego

Podemos sigue colocándose de perfil y elude una vez más calificar de dictadura al Gobierno de Cuba. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha señalado que "los estándares sobre la democracia los define la ONU" y que, por tanto, "ahí lo debemos dejar". Por su parte, Ione Belarra cree que este es un "debate vacuo" y que "lo importante" es levantar el bloque a Cuba. 

Noticias relacionadas

Yolanda Díaz ha eludido en todo momento pronunciar la palabra "dictadura" en una entrevista en TVE en la que ha destacado la necesidad de "respetar los derechos humanos en todo el mundo, también en Cuba, y la libertad de manifestación y de expresión". En este punto, ha pedido la "liberación inmediata" de los detenidos, entre ellos la corresponsal de ABC en Cuba, Camila Acosta. 

Díaz cree, además, que España y la UE "deben jugar un papel de ayuda" con el pueblo de Cuba en lo referente al cumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas "en lo que tiene que ver con el bloqueo".

Ione Belarra

Esta es la misma línea que ha defendido la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, que ha afirmado en RNE que hablar de dictadura en Cuba es un "debate vacuo" y que "lo importante es terminar con el bloqueo", una posición "que es la que defiende la ONU". 

"La postura del Gobierno es clarísima y no es de ahora, es la posición que siempre se ha adoptado en la ONU, que es que hay que levantar el embargo a Cuba que ha tenido como consecuencia una situación humanitaria excepcional", ha dicho. Belarra ha señalado que es un tema en el que "todos estamos de acuerdo, no sólo España, sino 148 países", recordando que "sólo EEUU e Israel siguen defendiendo el bloqueo que tiene consecuencias insostenibles".

"Cuba, con sus medios, ha podido diseñar y elaborar dos vacunas pero no tiene jeringuillas para administrarlas por culpa del bloqueo, cuando Cuba ha proporcionado personal médico a varios países durante la pandemia y se ha propuesto fabricar vacunas para Latinoamérica", ha lamentado la ministra.

Preguntada sobre si el régimen cubano es una dictadura, la ministra ha evitado utilizar esa palabra para calificar al Gobierno de Díaz- Canel, considerando que es "un debate vacuo". "La situación que vive Cuba es excepcional: 60 años de embargo que ha generado una situación excepcional que no tiene comparación. Creo que nos equivocamos si estamos enzarzados en un debate que no contribuye a que los cubanos vivan mejor. Quien quiera hacer política nacional con esto, muy bien. Yo creo que hay que trabajar a nivel internacional para terminar el bloqueo. Si nos preocupa el pueblo cubano, lo importante es que se levante el bloqueo", ha zanjado.

Nadia Calviño

En la parte socialista del Gobierno de coalición también se evitar hablar de dictadura. La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha subrayado que Pedro Sánchez fue "muy claro" ayer al calificar el régimen cubano, cuando dijo que no era una democracia, pero ha eludido poner "etiquetas a las cosas" al Gobierno de este país, al entender que no aporta para solucionar la situación.

En declaraciones a la SER, Calviño ha destacado que el Ejecutivo "siempre" va a defender la libertad de expresión y "rechazar", en referencia a las protestas ciudadanas en la isla, cualquier forma de "represión".