El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha desautorizado la campaña impulsada por el Ministerio de Consumo de Alberto Garzón para reducir el consumo de carne en España. "A mí, donde me pongan un chuletón al punto, eso es imbatible", ha dicho en rueda de prensa en Vilna. 

Noticias relacionadas

Sánchez se une así al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que Considera que esta campaña es "errónea" y "que no tiene mucho sentido" y ha pedido "respeto" para el sector ganadero así como "responsabilidad" a su compañero de Gobierno. Garzón, por su parte, insiste en su postura y ha culpado a la industria de la "reacción visceral".

"Esta campaña es tan errónea como la de 'el azúcar mata'", ha opinado Planas en SER Catalunya este jueves. "Es algo que me parece que no tiene mucho sentido", ha continuado el ministro, que considera que los ciudadanos "son muy inteligentes" y que "saben muy bien lo que tienen que hacer". En este punto, Luis Planas ha añadido que "los políticos no tenemos que crear problemas y sí dar seguridad y tranquilidad".

De forma paralela, y en una entrevista en TVE, Alberto Garzón ha asegurado este jueves que Luis Planas estaba al tanto de esta campaña y que ambos ministerios, el de Agricutura y Consumo, "estaban coordinados", extremo que el propio Planas ha negado. "No es en absoluto cierto. Lamento que se me utilice", ha opinado.

Si bien Luis Planas ha reconocido que "no me gusta entrar en polémicas y menos con un colega de Gobierno", ha opinado que el sector ganadero de España "está siendo objeto de críticas profundamente injustas" con esta campaña para reducir el consumo de carne. "Merecen un respeto por el trabajo honesto que hacen por nuestra alimentación y nuestra economía", ha dicho.

En esta línea, Planas se ha mostrado contundente en su defensa de la ganadería y ha dejado claro que "las transiciones hay que hacerlas siempre con acompañamiento" y que ahora "es momento de unir y no dividir". "Señalar con el dedo al sector cárnico no me parece justo. Los datos indican que en los últimos 10 años ha descendido el consumo de carne excepto en 2020 por la pandemia", ha afirmado para reconocer poco después que este "no es un debate español" sino que se da a nivel global. 

Garzón insiste

Por su parte Garzón ha defendido este jueves en TVE la campaña de su ministerio. Ha explicado que "el objetivo es cambiar los hábitos de consumo" ya que "el consumo excesivo de carne deteriora la salud". Ha señalado, además, que se va a priorizar desde su departamento "la salud pública y la conciencia medioambiental" con la recomendación de reducir el consumo de carne y ha explicado que este asunto está por encima de "otra serie de legítimas reivindicaciones" como, según ha dicho, los "beneficios empresariales" del sector cárnico. 

"No pedimos que se deje de comer carne, sino que se coma 200/400 gramos por semana. En España se come un kilo", ha afirmado para remarcar que estas recomendaciones no las hace el Gobierno y sí organizaciones como la OMS, la FAO o la Comisión Europea. 

Garzón ha enfatizado que "el 70% de los españoles ha renunciado a la dieta mediterránea" y ha optado por la bollería y la carne roja, por lo que ha vuelto a insistir en reducir el consumo de carne negando que esta campaña del Ministerio de Consumo ponga en peligro miles de empleo.

En este punto, el ministro ha apostado por apoyar la "ganadería, tradicional, profesional y sostenible" que es, ha dicho, la que crea empleos, frente a la ganadería extensiva y las "macrogranjas", "que tienen un efecto contaminante brutal y apenas crean puestos de trabajo". 

Críticas de los ganaderos 

Tras conocerse esta campaña las asociaciones cárnicas de España han manifestado su "estupor". Los profesionales han entonado un "basta ya" ante lo que consideran "ataques gratuitos" por parte del ministro, que defiende que su propuesta es "algo científico y no arbitrario".

"Queremos manifestarle el estupor de los cientos de miles de ganaderos, empresas, trabajadores y técnicos de toda España vinculados a los sectores ganaderos y cárnicos a los que representamos, ante la campaña suscrita por usted mismo y el Ministerio del que es titular, en la cual difama al conjunto del sector ganadero-cárnico", han indicado las seis asociaciones firmantes de una carta abierta remitida al ministro.

La misiva al ministro está suscrita por las asociaciones profesionales del cerdo ibérico (Asici), de carne avícola (Avianza), del sector cunícula (Intercun), del sector ovino y caprino (Interovic), del sector porcino de capa blanca (Interporc) y de la carne de vacuno (Provacuno).

Las asociaciones consideran "preocupante" que el ministro "enarbole una serie de afirmaciones erróneas o desenfocadas (...) tratando de crear una confrontación artificial" con el sector.

Sobre la carta de estas asociaciones Alberto Garzón ha señalado en la SER que se trata de "una respuesta legítima" que ya esperaban desde su departamento, pero que el objetivo es aspirar a "cambiar los hábitos de consumo para dirigirlos hacia un escenario" con dietas "más saludables y sostenibles". "Eso implica modificar la demanda del mercado y afecta a la oferta", ha indicado Garzón, quien ha subrayado que "esta realidad" no gusta a las empresas.