El Partido Popular ha insistido en que los magistrados Victoria Rosell, exdiputada de Podemos y actual delegada del Gobierno para la Violencia de Género, y el magistrado José Ricardo de Prada, juez de la Gürtel, no pueden formar parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Noticias relacionadas

El partido de Pablo Casado ha recriminado a Pedro Sánchez que no haya contestado si está dispuesto a dejarles fuera cuando le han preguntado por esta cuestión los periodistas, según han señalado a Europa Press fuentes 'populares'.

Después de que Sánchez haya culpado al PP del bloqueo en el Consejo y llame a Pablo Casado a "recapacitar" para poder cerrar un acuerdo, la dirección nacional del partido considera que antes de dirigirse al PP debería arreglar sus "líos internos" con el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El PP tiene claro que perfiles vinculados a Podemos y marcados políticamente, como Rosell y Prada, no pueden ser vocales del órgano de gobierno de los jueces. Además, destaca que Sánchez "no ha contestado si quitará a De Prada" cuando se le ha preguntado expresamente en su comparecencia en Moncloa si pedirá a su socio que renuncie a ese magistrado.

El jefe del Ejecutivo ha advertido al primer partido de la oposición de que "los vetos no son aceptables en democracia" y ha recalcado que los nombres que están sobre la mesa corresponden a "personas que tienen un currículum acreditado" y que "lo que han hecho es su trabajo como jueces".

Casado mantiene su posición

De esta forma, el PP se mantiene en sus posiciones, después de que anoche el Gobierno y el Partido Popular coincidieran en interrumpir las negociaciones y hablaran de "escollos" que impiden cerrar un acuerdo en este momento.

Ambas partes llevaban días intensos de reuniones para intentar alcanzar un acuerdo en el CGPJ, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y la Agencia Española de Protección de Datos.

El líder del PP, Pablo Casado, ha explicado este viernes a su comité de dirección las razones por las que deben quedar fuera del Consejo los jueces Rosell y De Prada. "El PP no acepta la propuesta del PSOE de permitir puertas giratorias entre política y justicia", han señalado dentro de la reunión, según fuentes de la formación.

Según el primer partido de la oposición, la renovación de este CGPJ "debe cumplir el requisito de la despolitización", y "ningún político puede ser vocal del CGPJ como ha ocurrido hasta ahora". "Hay que despolitizar el órgano de gobierno de los jueces", ha manifestado a la prensa el secretario de Justicia e Interior del PP, Enrique López.

Además, López ha asegurado que "las peleas" de coalición entre Sánchez e Iglesias han hecho "descarrillar" el acuerdo de renovación del Consejo General del Poder Judicial. "En este momento existen dificultades que hacen imposible alcanzar cualquier tipo de acuerdo", ha resaltado, para insistir en que "cuando terminen con estas peleas y las solventen, que llamen al PP".