La jueza y diputada de Podemos, Victoria Rosell, ha sido uno de los nombres que habría vetado el PP en la negociación para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). La actual delegada del Gobierno para la Violencia de Género se ha preguntado si lo que se está vetando al tachar su nombre es "¿el feminismo o la anticorrupción?".

Noticias relacionadas

"A mí no me preocupa mi nombre, me preocupa más el CGPJ. Vetándome a mí qué están vetando ¿la anticorrupción? ¿el feminismo? Porque no ponen ningún veto al machismo, al machismo militante. Hay veteranos machistas que presumen de ello y se les ha puesto en cargos públicos y esto al menos debería de ser compensado", ha asegurado durante una entrevista en el programa de La 1.

Rosell ha recordado el caso Alba (el juez condenado a seis años de prisión por intentar apartarla de la carrera judicial manipulando una instrucción penal) como uno de los peros que puede poner el Partido Popular para su entrada en el CGPJ.

José Manuel Soria

"Yo puedo estar orgullosa de un servicio que no fue a la judicatura, sino que fue a la ciudadanía, apartando de la carrera judicial a un juez corrupto, que servía a los intereses de un ministro corrupto del PP. Si eso se paga no pudiendo estar en las instituciones...", admitía en referencia a José Manuel Soria.

La diputada de Podemos no ha escondido su deseo de entrar en una institución a la que se presentó en 2018 con un programa que incluía un examen con en una sesión pública por parte del Congreso de los Diputados que es de donde emana la composición de "este órgano político, que no judicial".

Y ha recordado que hasta el juez Alba, condenado a seis años de prisión y 18 de inhabilitación por este caso, "fue candidato al CGPJ con el apoyo del PP": "Creo que ese veto no me retrata a mí, que me da mucho apuro estar en primera línea como la persona vetada, retrata a quienes tendrían que explicar qué es lo que están vetando si la anticorrupción o el feminismo", ha insistido.

La delegada del Gobierno ha asegurado que lo que el PP tiene contra ella fue "desenmascarar la corrupción nada ejemplar entre un juez y un ministro que también tenía sus dineros offshore": "Que me expliquen qué le he hecho yo al PP que no me haya hecho el PP a mí. Yo insisto en que lo más llamativo fue salir viva de una encerrona que tenía su pata mediática, política y judicial".

"El problema soy yo"

Además, les ha afeado que parezca que ahora "el problema soy yo" cuando lo que tendríamos que estar discutiendo es "qué significa renovar el CGPJ": "Alguien sabría decir el nombre de la mitad de los vocales del CGPJ, de dónde salen, quién los avala, qué meritos tienen... Muchas veces por abreviar decimos poder judicial y no es judicial es político, constitucional, emana del Parlamento y aceptamos un nivel de oscurantismo que es muy impropio de la democracia".

También ha querido aclarar que el PP no puede argumentar que le perjudica ser diputada de Podemos porque "si lo que tratan de hacer creer es que personas que no tienen ningún antecedente político van a las instituciones están ofendiendo a la inteligencia y la memoria reciente puesto que Lesmes, el actual presidente, tuvo un cargo político y algunas de sus propuestas fueron cargos políticos en los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González. Al menos a mí me votaron".