El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha desvelado que no ejerció su papel como portavoz del PP durante el referéndum independentista del 1 de octubre de 2017 porque no estaba de acuerdo con la línea que defendía Mariano Rajoy.

Noticias relacionadas

"Yo el 1-O era portavoz del PP. Decidí no salir a explicar lo que estaba pasando porque ni estaba de acuerdo con los que estaban diciendo que se estaba votando en unas elecciones homologables, porque eso no eran unas elecciones homologables; ni estaba de acuerdo con los que decían que ahí no se estaba votando", en referencia a su partido, para añadir que "lo que se estaba viendo en televisión era algo que, en mi opinión, se tenía que haber evitado".

En una entrevista en RAC1, preguntado en catalán, Casado ha reprochado no sólo la actuación del Govern catalán, también la de por aquel entonces Gobierno de Mariano Rajoy, sobre el que ha dicho que "tendría que haber evitado" lo ocurrido, incluidas las "cargas policiales del 1-O" en varios colegios electorales de Cataluña.

"Lo que tengo que decir es que eso se tenía que haber evitado y eso lo dije en mi congreso para presentarme al Partido Popular. Lo dijimos todos esa misma semana", ha explicado. También ha señalado a la justicia que fue, según ha declarado, lenta en sus actuaciones. "Desde el punto de vista judicial, el juez tuvo que actuar antes de esa mañana", ha opinado. 

Desde el punto de vista político, Casado ha explicado que lo ocurrido se explica retrocediendo a 2003. "Se hizo mal el pacto del Tinell, un Estatut sin consenso y una cosa que no he dicho: Artur Mas. Cuando Mas tiene que entrar en el Parlament de Cataluña en helicóptero, los manifestantes no eran independentistas, era la Marea Verde educativa, la Marea Blanca sanitaria y la plataforma antidesahucios de Colau cuando no era política. En ese momento había una crisis social y económica en Cataluña, igual que en el resto de España", ha explicado, señalando a CIU, al que acusa de inventarse "un enemigo exterior", algo que "lo cambia todo".

En su lugar, el 1 de octubre de 2017 compareció Mariano Rajoy, arropado, entre otros, por su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros Alfonso Dastis e Íñigo Méndez de Vigo.

Entrevistado en catalán

En plena campaña elctoral del 14-F, Pablo Casado ha sido entrevistado en catalán por Jordi Bastè en RAC 1, algo a lo que se negó Cayetana Álvarez de Toledo en abril de 2019, argumentando que "lo entiendo perfectamente" aunque no sepa hablarlo. En este punto ha señalado que le gustaría que sus hijos hablaran catalán pero ha censurado que con ella se haga política.

"Ojalá que las lenguas nos unieran y que mis hijos las hablaran. Entiendo muy bien el catalán, es una lengua estupenda pero no se debe hacer con ella política", ha afirmado. Minutos después, ya casi al término de la entrevista, ha pedido no hablar de la lengua "sino de lo que va a dar de comer a nuestros hijos". "¿Y el inglés?", se ha preguntado.

Luis Bárcenas

Preguntado por Luis Bárcenas y las revelaciones en las que el extesorero del PP señalaban a Mariano Rajoy, Casado ha pedido que "se sepa ya todo de una vez" y ha marcado de nuevo distancias con la antigua dirección de su partido. "Todo esto empezó en 1982 y yo nací en 1981", ha apuntado, para remarcar que él se presentó a liderar el PP para regenerar el partido.

Pablo Casado ha recordado que Bárcenas ha cambiado "cinco veces en 10 años" y le ha calificado de "un delincuente que miente para defenderse". Además, ha rechazado el careo con Mariano Rajoy que ha pedido el extesorero.

"Eso sería un circo", ha opinado. "Si no tiene pruebas, si no ha podido acreditar en 10 años ningún tipo de culpabilidad, si ya ha habido una testifical que hizo que cayera un gobierno... ahora, hacer un cara a cara, ¿para qué?", ha añadido. 

Casado ha explicado que estará pendiente del alcance de la sentencia del juicio pero ha asegurado que le "sorprende" que no se haya aplazado la vista oral de ese juicio, dado que coincide en el tiempo con la campaña electoral de las catalanas.

Aún así, ha dejado claro que "quiero que se sepa todo, y si implica a otra persona y los jueces deciden que alguien más sea responsable, seré el primero que no me temblará el pulso y exigiré responsabilidades de inmediato".