El Rey ha afirmado este martes que "sin libertad de expresión y de información no hay democracia" y que la labor del periodismo contribuye a que haya "una sociedad más abierta, democrática, plural y madura".



Felipe VI, junto a la reina Letizia, ha presidido la entrega de los premios 2019 y 2020 de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que no pudieron celebrarse el pasado año por la pandemia.



Entre los distinguidos, están el presentador del Telediario 2 de TVE, Carlos Franganillo, y el director del programa Más de uno de Onda Cero, Carlos Alsina, quienes han recibido el Premio al Mejor Periodista del Año 2019 y 2020, respectivamente.

Noticias relacionadas





"El ejercicio de un periodismo en libertad es consustancial a la democracia. Y, en España, que es buen exponente de ello, hemos contado, y contamos, con excelentes profesionales que con su trabajo contribuyen a fortalecer las instituciones destinadas al servicio de todos los españoles", ha elogiado el Rey en su discurso en el Palacio de Cibeles de Madrid.



Para el jefe del Estado, "no cabe duda de que sin libertad de expresión y de información no hay democracia" y los éxitos del ejercicio del periodismo redundarán en beneficio de la sociedad y de los valores de la Constitución.



Coincidiendo con el 125 aniversario de la APM, Felipe VI ha mostrado su respeto "grande" por la labor del periodista por contribuir a "una sociedad más abierta, democrática, plural y madura".



"Por eso, estamos aquí con vosotros la Reina y yo, que en el periodismo, me lleva, obviamente, muchísima ventaja y oficio", ha apostillado el monarca antes de recordar que doña Letizia recibió el premio al periodista joven de la APM en 2001 cuando estaba en TVE.



Felipe VI se ha referido a la difícil situación económica que atraviesa el periodismo y a la evolución tecnológica que condiciona el modelo de negocio. Ambos factores dibujan, según el Rey, "un escenario complejo para los medios de comunicación actualmente y para el futuro".



No obstante, ha hecho hincapié en que el periodismo es "hoy y siempre necesario" en su "gran responsabilidad" de "servir a la verdad" y combatir la desinformación, las noticias falsas o la propaganda, que "pugnan por influir cada vez más en la realidad" en un entorno cada vez más condicionado por las redes sociales.



Por ello, don Felipe ha pedido a los periodistas "actuar con rigor, evitar la precipitación en la difusión de la información y contrastarla antes de difundirla".