La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha mostrado este martes su total desacuerdo con Pablo Iglesias al que le ha replicado que España "es una democracia plena" y "uno de los países más abiertos, más progresistas y con una democracia más fuerte".

Con estas palabras, Calviño ha respondido al líder de Podemos, que aseguró este lunes que "no hay situación de plena normalidad política y democrática en España cuando líderes de dos partidos independentistas están uno en la cárcel y el otro en Bruselas", en referencia a Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. 

Durante una entrevista en SER Catalunya, la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha afirmado que "no me parece que esto responda en absoluto a la realidad". "España es una democracia plena y estamos en una situación de plena normalidad democrática. España aparece a la cabeza de todos los rankings internacionales y tiene un estado de derecho que funciona todos los días", ha aseverado.

Noticias relacionadas

Nadia Calviño ha puesto además como ejemplo de la madurez de la democracia española el actual debate sobre la propuesta del Ministerio de Justicia de revisar los delitos de libertad de expresión.

Illa: "No suscribo a Iglesias"

Misma línea ha mantenido el exministro de Sanidad y candidato del PSC a la Generalitat de Cataluña, Salvador Illa. "España es una de las 23 democracias mejores y más maduras. Hay espacio de mejora [...] No suscribo las declaraciones de Pablo Iglesias", ha dicho en TVE.

Por su parte, el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas, ha querido dejar claro que España "es una democracia plena" y "plenamente equiparables a las mejores democracias del mundo", y que si hay políticos catalanes en prisión o "fugados" es porque "han delinquido".

Simancas ha remarcado que en España "no hay Navalnis", en alusión al opositor ruso Alexéi Navalni, que tras ser envenenado volvió a Moscú y ha vuelto a ser encarcelado. "Esto es una democracia plena, de calidad y equiparable", ha zanjado.

Gabriel Rufián

Por otro lado, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ve "positivo" que Pablo Iglesias verbalice que "España tiene enormes carencias democráticas", lo que, a su juicio, es una "obviedad".

"Es positivo que haya un vicepresidente que diga obviedades, aunque sean terribles", ha afirmado el republicano catalán, para quien Iglesias no ha hecho más que constatar lo que Amnistía Internacional y otros organismos pro Derechos Humanos vienen apuntando "de forma continuada" sobre España.

Rufián sostiene que España es un país democrático pero tiene "enormes carencias democráticas", como lo evidencia, en su opinión, no sólo que haya "presos políticos" en Cataluña, sino porque, por ejemplo, haya raperos como Pablo Hasel que vayan a entrar en la cárcel "por decir la verdad" o que "chavales como los de Alsasua" estén en prisión por una reyerta con la Guardia Civil.

"Da igual si eres independentista, andalucista o medio pensionista... si eres demócrata, esto te tiene que avergonzar", ha comentado el dirigente de ERC en rueda de prensa desde la Cámara Baja.