Unidas Podemos ha acusado este lunes a sus socios del PSOE de "falta de voluntad política" para cumplir el acuerdo de Gobierno en materia de vivienda, en el marco de la negociación sobre la ley de Vivienda, que va retrasada según Podemos por la existencia de cuatro grandes desacuerdos, entre ellos cómo regular el alquiler.

Noticias relacionadas

Según han informado este lunes desde Unidas Podemos, tras la negociación de la secretaria de Estado de la Agenda 2030, Ione Belarra, con el "equipo" del ministro competente en vivienda, José Luis Ábalos, hay "preocupación" porque ambas formaciones están muy lejos de alcanzar un consenso.

La vicepresidencia de Pablo Iglesias ha planteado al PSOE que se debe "obligar a los grandes tenedores a que dediquen una parte de sus viviendas al alquiler social" y poner en marcha medidas efectivas "que movilicen la salida de vivienda vacía al mercado de alquiler".

El compromiso del PSOE y Unidas Podemos por llevar al Consejo de Ministros en un plazo de tres meses una ley de Vivienda que incluyese la regulación de los alquileres se alcanzó a finales de octubre, y fue lo que permitió un pacto en el seno del Gobierno sobre los presupuestos generales.

Pero tres meses después, la negociación entre los socios aún no ha dado sus frutos y el propio vicepresidente segundo del Gobierno alertó el pasado viernes de que existían "discrepancias profundas".

"Si alguien piensa que vamos a estar de acuerdo con que, a partir del 31 de mayo, se pueda volver a desahuciar a familias sin alternativa habitacional o a dejar sin suministros básicos a hogares vulnerables, se equivoca: vamos a presionar para que esas medidas se mantengan, tal y como nos comprometimos en el acuerdo de gobierno", dijo Iglesias en alusión a los escollos sobre Vivienda.

Propuesta sin respuesta

Unidas Podemos ha pedido al PSOE extender de forma permanente la prohibición de desahuciar a familias a las que no se ofrezca una vivienda alternativa, una medida que no estaba incluida en el acuerdo de Gobierno.

En concreto, ese pacto de gobernabilidad entre el PSOE y Unidas Podemos señala el compromiso de establecer un informe obligatorio a los servicios de bienestar social en caso de desahucio para que las administraciones puedan "ayudar a las familias afectadas con el fin de garantizar una alternativa habitacional".

Con respecto al alquiler, el PSOE ha planteado a Unidas Podemos una propuesta que contemplaría desgravaciones o ayudas fiscales para los grandes tenedores de vivienda y los propietarios que cumplieran con determinados requisitos a la hora de fijar los precios.

Una propuesta que Podemos descarta porque entiende que fue un fracaso en Portugal y no sirve para limitar los precios porque es de carácter voluntario.

En ese sentido, fuentes de Unidas Podemos aseguran que enviaron "una propuesta al PSOE hace cuatro meses a la que aún no han contestado" sobre la regulación de precios del alquiler, "recogida en el acuerdo de Gobierno y detallada en el acuerdo de presupuestos".

Unidas Podemos considera que el PSOE "frena" el cumplimiento del acuerdo de Gobierno, "negándose o ignorando la gran mayoría de las propuestas que ha puesto Unidas Podemos encima de la mesa" a través de la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra.