En el día posterior a la gran noticia de que ya está a punto de salir al mercado la priemra vacuna contra la Covid, el Gobierno ha querido subirse a las buenas noticias contra el virus. Moncloa promete que bajará el precio de las mascarillas de un solo uso.

Noticias relacionadas

Más allá de que la Comisión Europea cambie o no el reglamento fiscal que "impide reducir el IVA de las mascarillas, aunque otros mientan diciendo lo contrario aprovechando que algunos países se lo saltan", María Jesús Montero ha anunciado que el Ejecutivo fijará un nuevo precio máximo. Es decir, que volverá a intervenir el mercado, como al inicio del confinamiento.

"Cuando no había suficiente abastecimiento de mascarillas, fuimos el primer país de Europa en marcar un tope y, ahora que no hay escasez, lo volveremos a hacer", dijo Montero ante las insistentes preguntas sobre el IVA de estos productos sanitarios. Después de meses de presiones, el Gobierno ha consultado a la Comisión Europea sobre la posibilidad de bajar el IVA, "pero no porque tengamos ninguna duda, sino para que le quede claro a los que están faltando a la verdad".

España es más cara

En el caso de que Bruselas "permitiera algo de flexibilidad" en la imposición fiscal de las mascarillas, el Ejecutivo incluiría su rebaja "dentro del reglamento que estamos elaborando para reducir también el IVA de las pruebas PCR", otro de los bienes y servicios imprescindibles en plena pandemia que en España son más caros que en los países de nuestro entorno.

"El compromiso del Gobierno es rebajar el precio, pero cumpliendo la legalidad vigente", ha insistido la ministra, que surante toda la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros buscaba la manera de vincular cualquier asunto al anteproyecto de Presupuestos que este miércoles se ve en el Congreso. "Esperemos que se confirmen los apoyos para que decaigan las enmiendas a la totalidad, porque son necesarios para poder abordar este asunto", dijo.

Junto a ello, Montero insistió en que "el Minsiterio de Ciencia sube sus inversiones en investigación un 60% y el de Sanidad sube un 70%", con una partida de 1.048 millones de euros prevista para la compra de vacunas. La ministra remarcó, de nuevo, "la importancia de que España empiece el año con unos nuevos Presupuestos, imprescindibles para la recuperación y para defender a los ciudadanos del coronavirus".

En enero, 20 millones

En este sentido, Pedro Duque, titular de Ciencia, comentó las noticias sobre la vacuna de Pfizer y "las 12 no comerciales que estamos financiando desde el Ministerio aquí en España". Duque confirmó que el producto de Pfizer estará disponible "en los primeros días de enero, si no antes", como había informado EL ESPAÑOL en exclusiva este martes. También la asignación de 20 millones de dosis, "previstas en la prorrata que ha hecho la UE", que es quien negocia con la compañía estadounidense.

Marlaska reduce a 30 la velocidad en la ciudad y penaliza con 6 puntos el uso del móvil al volante

En todo caso, la respuesta estaba sujeta al cierre de contato "que se está negociando en estos días entre la Comisión y la farmacéutica". El anuncio podría encarecer las condiciones, pero Duque cree que "si se cierra como está previsto, el precio será adecuado y ajustado, y lo pagará el Ssistema Nacional de Salud". Después, la vacuna será distrbuida a las CCAA y ellas serán quienes practiquen su aplicación.

También ha disipado Duque las dudas sobre la logística, ya que es un producto que precisa de ser conservado y distribuido a bajísimas temperaturas, alrededor de 80 grados bajo cero. "Dentro de la oferta de la empresa", dijo, "que es consciente de este problema, está incluida la entrega en contenedores y lugares especialmente preparados para ello".

Aun así, más allá de que Pfizer comience con la distribución en dos meses o lleguen nuevas vacunas, el Ministerio de Ciencia seguirá adelante con la docena de proyectos púbvlicos que están en marcha.

"Tienen distintas tecnologías, y desde el mes de enero de 2021, podremos ver ya ensayos clínicos". Según Duque, la "certeza" de que habrá vacuna no disipa las dudas de "cuánto durará la inmunidad", y por eso "merece la pena continuar con las que estamos desarrollando en España, porque tiene unas tecnologías diferentes y podríamos aportar al mundo algo distinto y quizá de mayor interés que las comerciales".