Alberto D. Prieto Enrique Lavilla

Este lunes 3 de agosto, la Casa Real ha hecho pública una carta de Juan Carlos en la que comunica a su hijo, el Rey Felipe VI su decisión de abandonar suelo español. Tal como anticipó este periódico, el "gesto" que reclamaba Moncloa a Zarzuela ha llegado en agosto. Pero sólo una parte del Gobierno parece quedarse satisfecha, la del lado socialista, pues Podemos cree que la decisión significa que el Emérito "huye" de la Justicia, que debería "evitarlo" para no "dificultar las pesquisas".

Noticias relacionadas

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, se ha expresado con extrema dureza en Twitter tras conocer el comunicado. Ha calificado de "indigna" la actitud de Juan Carlos I por abandonar el país y alude a la presunta comisión de "delitos graves" por parte del exjefe del Estado.

"La huida al extranjero de Juan Carlos de Borbón es una actitud indigna de un ex Jefe del Estado y deja a la monarquía en una posición muy comprometida. Por respeto a la ciudadanía y a la democracia española, Juan Carlos I debería responder por sus actos en España y ante su pueblo", ha dejado por escrito en la citada red social.

Y a continuación ha encadenado una serie de tuits en los que ha ido elevando el tono. "La España del siglo XXI ya no tolera la corrupción ni el privilegio. Cualquier ciudadano que cometa delitos debe dar la cara ante la Justicia". La frase más destacada en este caso es "cualquier ciudadano que cometa delitos", dando por hecho que el Rey Emérito los ha cometido.

En el siguiente tuit el vicepresidente segundo ha sido algo más prudente, al aludir al menos a "presuntos delitos graves". "La pretensión de impunidad por presuntos delitos graves por parte nada menos que de un ex Jefe del Estado produce un enorme daño a la democracia", ha escrito.

Y de alguna manera, incluso parecía sacar pecho y ponerse a sí mismo como ejemplo en el siguiente tuit: "Es un deber para quienes ocupamos cargos de gobierno velar por la ejemplaridad y la limpieza de las instituciones".

Y por último ha publicado en la citada red social: "Un gobierno democrático no puede mirar hacia otro lado ni mucho menos justificar o saludar comportamientos que socavan la dignidad de una institución clave como es la Jefatura del Estado y que son un fraude a la Justicia".

Sorprende el nivel de exigencia de Pablo Iglesias teniendo en cuenta que él mismo se ha visto implicado en el polémico asunto del caso Dina que amenaza con acabar con una imputación contra él en el Tribunal Supremo.

Respeto y reconocimiento

Fuentes de Moncloa, por el contrario, han mostrado "respeto a las decisiones comunicadas por la Casa del Rey" y un "reconocimiento del sentido de la ejemplaridad y transparencia que siempre han guiado al Rey Felipe VI desde su llegada a la Jefatura del Estado".

Y es que la portavoz del Gobierno, en sucesivas ruedas de prensa, levantó un cordón sanitario alrededor del actual Monarca. María Jesús Montero apuntó que "las responsabilidades son individuales". Incluso Juan Carlos Campo, ministro de Justicia, celebró que ésta sea igual para todos", ahora que los posibles delitos de blanqueo y evasión fiscal del Emérito están en la Fiscalía del Tribunal Supremo... aunque recordó que "también es igual en la presunción de inocencia".

Juan Caros Campo y María Jesús Montero, ministros de Justicia y portavoz del Gobierno. ADP

Después de nacer Podemos y lograr cinco escaños en las elecciones europeas de 2014, vino la abdicación. Aunque hasta el mismo portavoz parlamentario del partido de Pablo Iglesias admite que el mérito no fue de ellos y que la cosa tuvo más que ver con "el escándalo de Botswana".

Pero ahora, después de no haber logrado que su socio en el Gobierno, el PSOE, aceptara crear una comisión de investigación a propósito de los últimos escándalos -revelados en exclusiva por EL ESPAÑOL-, Pablo Echenique se ha venido arriba y ha reclamado que la Justicia "impida huir" al Rey Emérito de España y que "pague por los delitos que haya cometido".

Contra Felipe VI

Pero los morados no han dejado pasar la ocasión para tirar por elevación a Felipe VI, que utilizaría el mismo método que su padre para esconder las noticias negativas para la Casa Real y, así, tratar de salir indemne de las mismas. Según la segunda formación del Gobierno de España, el ex Jefe de Estado ha "consolidado definitivamente" ofreciendo el comunicado en un 3 de agosto "un modus operandi de la familia Borbón".

Y es que Echenique acusa al actual Monarca de haber aprovechado "el día después de la declaración del estado de alarma" para su "comunicado de repudio". Y además el portavoz de Iglesias coloca "en pleno verano" la abdicación de 2014, aunque en realidad se anunció en mayo. 

El dirigente de Unidas Podemos ha llegado a forzar la verdad asegurando que el Emérito tiene "causas pendientes en España" -cosa que aún no es cierta- y mucho "dinero para viajar". Para luego preguntarse si no es "precisamente ése el motivo de la decisión", razón por la cual se pregunta si "¿la Justicia va a permitir que se marche?", reclamando al Tribunal Supremo -cuya Fiscalía debe todavía pronunciarse sobre si proceden diligencias contra el ex Jefe del Estado- que "se le impida huir".

En el mismo sentido opinaba el ministro de Consumo y coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón. Sin nombrarlo en su caso, Garzón apunta a Felipe VI y a gobernantes anteriores y reclama "juzgarle y desvelar a todos los responsables y cómplices de una trama que no pudo ser tejida y mantenida por una sola persona".

 "República plurinacional"

El hilo de tuits de Echenique era la reacción oficial del partido que lleva atacando a la Monarquía desde su nacimiento, reclamando una "república federal, plurinacional y feminista" para España. Incluso, ya en el Ejecutivo, los de Iglesias se unieron a todos los socios de la investidura de Pedro Sánchez -salvo el PSOE; por supuesto- para reclamar una investigación parlamentaria sobre "las actividades presuntamente corruptas" del ex jefe del Estado.

Iglesias llegó a manipular unas declaraciones del presidente del Gobierno para asegurar que el Gobierno en pleno no rehuía el "debate de la utilidad de la Monarquía" cuando este periódico informó en exclusiva del "regalo" de 100 millones de dólares que recibió el Juan Carlos todavía Rey en el año 2008 de manos de su amigo, el rey de Arabia Saudí. Y de la estructura que "ordenó" crear en Suiza para ocultar el dinero.

Ahora, Podemos se siente triunfador, pero a medias. Fuentes internas de la formación morada admitían a este diario que "por supuesto, mal no le va a parecer este comunicado". Pero eso era antes de la batería de reproches, acusaciones y exigencias emitidas por Echenique y por el propio Pablo Iglesias.

"La gente quiere la verdad"

"¿Qué soluciona eso? ¿Qué se arregla con eso? ¿Qué mejora respecto de la monarquía? ¿Qué mejora respecto de nuestra democracia? Efectivamente, nada", se preguntaba y se contestaba el portavoz parlamentario morado.

"La gente no estaba pidiendo que Juan Carlos de Borbón se marchase de España. La gente pide que se conozca la verdad sobre sus actividades presuntamente corruptas, que pague por los delitos que haya cometido y que devuelva los impuestos evadidos".

Finalmente, al acabar su relato, Echenique olvida la "presunción de inocencia" que ha esgrimía el ministro Campo para el caso de Juan Carlos "tanto como para todos los demás", y ha dado por sentado que el padre del Rey es responsable de "negocios turbios" que se deben "investigar a fondo".

Así, compromete a su formación política para "seguir explorando todas las vías" en este sentido para que "se conozca toda la verdad, se sepa hasta dónde y hasta quiénes llega la trama y se ponga fin a la impunidad".

PNV: tiene que responder

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha afeado la despedida "a la francesa" del rey emérito al irse a vivir fuera de España y ha afirmado que  Juan Carlos I "tendrá que responder por sus actos".

"Sabíamos que la dinastía borbónica venía de Francia, pero no esperábamos que se fuera a despedir a la francesa, de repente y sin dar cuentas, sin aclarar qué es lo que ha sucedido; no es en absoluto aceptable ni suficiente", ha afirmado Esteban en declaraciones distribuidas por el PNV.

Para el portavoz del PNV, "no dejan de sorprender la fecha, las formas y la poca claridad con que se está enfrentando esta situación en el Estado".

Otegi pide cambiar el régimen

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha afirmado este martes que el rey emérito ha decidido irse a vivir fuera de España "para proteger a Felipe VI", y ha opinado que "lo importante no es que Juan Carlos de Borbón se vaya; lo importante es cambiar el régimen".

"Ha habido suficiente tiempo en el Estado español para decir que la corrupción estaba ahí. Franco proclamó rey a Juan Carlos de Borbón. Esa es la mayor corrupción que hay. El principal objetivo de la marcha de Juan Carlos ha sido proteger a su hijo Felipe", ha señalado Otegi en una entrevista en Bizkaia Irratia.

El líder de EH Bildu ha destacado que los dos partidos que forman el Gobierno de España han mantenido diferentes posiciones sobre este asunto y que el PSOE "siempre ha apoyado al régimen". "Cuando preguntaban al PSOE si era republicano o monárquico, decían que eran republicanos, pero que eran 'juancarlistas'. ¿Ahora son 'felipistas'?", ha preguntado.

El PP pide "unidad"

El Partido Popular expresa su "más absoluto respeto" a la decisión del Rey Emérito. Fuentes de la dirección nacional del PP aseguran que Juan Carlos "demuestra su lealtad a España, a la Monarquía parlamentaria y al rey Felipe VI" al tomar la decisión de abandonar España.

Los conservadores resaltan la figura de Juan Carlos, "quien tuvo un papel determinante y decisivo en la llegada de la democracia" a España "y su legado" al frente de la institución "ha sido fundamental para que hoy los españoles gocemos de uno de los sistemas democráticos más desarrollados del mundo". 

En Génova aprovechan para reafirmar "nuestro respaldo y apoyo" al Rey Felipe, "que lleva ejerciendo de forma ejemplar su papel como jefe del Estado". El PP, además, hace un llamamiento "a la unidad en torno al jefe del Estado, a la institución que representa y en defensa de la Constitución española como garante de la unidad de España y de todos los españoles". 

Pablo Casado, en una audiencia con el Rey Felipe VI en Zarzuela. EP

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha querido subrayar en sus redes sociales "el trabajo histórico" de Juan Carlos I por España, "a quien debemos los mejores años de nuestra Democracia". Además, la baronesa madrileña pide "la más firme confianza" en la Monarquía Parlamentaria que encarna Felipe VI. 

Cs, contra Iglesias

El portavoz adjunto de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, ha cargado contra el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y otros miembros de Podemos por aprovechar "el río revuelto" provocado por la situación del rey emérito para atacar a la Jefatura del Estado.

Bal, en declaraciones a Antena 3, ha calificado de "francamente inoportunas e inadmisibles" las afirmaciones que hizo Iglesias sobre el rey emérito al tachar de "indigno" que se marchara de España, y la de otros dirigentes de la formación morada.

Ha recordado a Iglesias y a otros integrantes del Ejecutivo que militan en Podemos que juraron sus cargos ante el monarca y lealtad a la Constitución.

Otras reacciones

El líder de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián, parece haber pactado el discurso con Unidas Podemos: "Nos enteramos un 3 de agosto que Juan Carlos de Borbón abandona España. Consideramos que no abandona, sino que huye, por la persecución, la investigación que se está llevando a cabo por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo".

Rufián continúa preguntándose, como Echenique, "cómo puede decir mediante comunicado de prensa que se va en mitad de una investigación del Tribunal Supremo", y como Echenique apuntando esto, que no es verdad, al menos aún.

El único matiz en el que el líder republicano se desvía del discurso de Podemos es cuando afirma: "Sabemos que este señor si fuera independentista ya se hubiera emitido una orden para detenerle a nivel europeo".

Gabriel Rufián, a su llegada al Tribunal Supremo. Efe

Y concluye, con ironía, apuntando que "la buena noticia es que España tiene un ladrón menos, pero la mala es que no acabará en Soto del Real", porque "es una tradición familiar, no será ni el primer ni el último Borbón que se fuga perseguido por sus corruptelas".

Teresa Rodríguez, exdirigente de Unidas Podemos en Andalucía, ha expresado en su Twitter una opinión similar a la de sus viejos compañeros. Rodríguez ha acusado al Emérito de querer "huir" y ha pedido que "se ordene su detención" y se le "retire el pasaporte".

Lo mismo ha expresado el fundador de Podemos y ahora líder de Más País, Íñigo Errejón, en su cuenta de Twitter. Para el examigo de Iglesias, el padre del Rey "huye de España sin rendir cuentas para 'prestar el mejor servicio a los españoles'".

A Errejón le parece "escandaloso". Y exige que, "al menos que devuelva el dinero, que buena falta le hace a nuestro país".