El Congreso de Diputados se ha puesto manos a la obra para poner en marcha la Comisión para la Reconstrucción y así atajar los problemas económicos y sociales del país con el mayor consenso posible después del paso arrasador de la Covid-19.

Noticias relacionadas

De las 308 solicitudes iniciales presentadas por los distintos grupos parlamentarios, serán medio centenar los primeros expertos en pasar por la comisión. Los cuatro vicepresidentes del Ejecutivo de coalición participarán en ella, además de la ministra de Igualdad, Irene Montero. Brilla por su ausencia la titular de Industria, Reyes Maroto, que fue excluido del triaje en una mesa que tiene como objeto reconstruir el tejido productivo e industrial del país.

Reyes Maroto es clave en el plan de desescalada diseñado por el Gobierno. Bajo su mando no solo está Industria, sino también Comercio y Turismo. El ministerio de Sanidad dependió de ella para la adquisición de material a China y es quien se comunica con empresarios y representantes del sector turístico y de la restauración para reactivar económicamente el país.

Durante la gestión de la pandemia, la ministra vallisoletana se alineó con las ministras económicas, Nadia Calviño y María Jesús Montero, para potenciar la reactivación económica. En Podemos, en cambio, eran partidarios de mantener el cierre total, como también defendía Salvador Illa.  

Transversalidad

Más allá de esta ausencia, el sentir general tras la sesión fue de “optimismo”. La comisión tendrá una duración de dos meses y desfilarán por ella desde activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) al gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

Esta transversalidad quiso subrayarla el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique: “Es una lista de comparecientes que refleja la voluntad de los grupos parlamentarios por llamar a las voces más autorizadas del país para trabajar y debatir en serio sobre los planes de futuro, las propuestas de reconstrucción y las mejores medidas para salir de la crisis económica y social derivada del coronavirus".

En el Partido Popular también instaron a no practicar “vetos” pero siendo consciente que el tiempo “es escaso” y hay mucho trabajo por delante. En este sentido, Ana Pastor, portavoz en la comisión, pidió “flexibilidad” e “intensificar las reuniones” de trabajo. Cabe recordar que Pablo Casado optó por Pastor en detrimento de su número dos Cayetana Álvarez de Toledo, decisión que avivó las tensiones en el seno de la formación.

Además del calendario y las discrepancias políticas, el confinamiento también es un escollo para la presencia de los expertos. Todavía deben concretarse las fechas en función de la disponibilidad de los asistentes y de sus posibilidades de movilidad en el vigente estado de alarma.

Todo los grupos quisieron remarcar que esta lista de asistentes se puede ampliar en función de las necesidades. Desde el grupo de Ciudadanos, además, añadieron que su “objetivo principal” es que la comisión “acabe sus trabajos con el consenso de los grupos parlamentarios y en el menor tiempo posible, para que las conclusiones que se extraigan sean útiles para los españoles”.

“La comisión deberá analizar, entre otros aspectos, qué se ha hecho, investigar cuáles han sido los errores, aprender de los expertos y estar preparados para un posible rebrote”, abundan a instancias de este medio.

Escollos

En paralelo, los recelos iniciales del Gobierno de que la Comisión se convirtiera en una fiscalización a su gestión se han disipado. Pero algunos grupos ambicionan que esta Mesa aborde aspectos que superan el ámbito de buscar soluciones económicas y sociales.

En la sesión de este jueves, EH Bildu y ERC dejaron ver su posición de máximos. Los vascos apelando a un nuevo inicio que no sea una “reconstrucción” sino un “cambio de modelo” económico. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, habló de que no ha lugar a la construcción “sobre pilares carcomidos”, en referencia al rechazo de la mayoría de grupos a su tentativa de colar las cuentas en el extranjero del rey emérito Juan Carlos I en una comisión que no tiene esta finalidad.

El equilibrio no está siendo fácil. Podemos incluyó a la ministra de Igualdad para que hable de la situación de las mujeres vulnerables en dicha Comisión, según informó el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en su intervención en el Senado. Mientras que la titular de Industria, responsable de uno de los ministerios centrales para la producción de material sanitario y la recuperación económica no comparecerá.

Información sobre el coronavirus: