El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha convertido en uno de los principales valedores del gobierno de coalición y ahora también ha aplaudido el acuerdo alcanzando entre Moncloa y Ciudadanos (Cs) para prorrogar el estado de alarma otros 15 días. 

Noticias relacionadas

"Cs ha recuperado terreno. En España la derecha ha ganado cuando ha ido al centro", ha reflexionado el exlíder socialista en una vídeoconferencia titulada Pandemia y Política, organizada por Thinking Heads.

Según su visión, el partido de Inés Arrimadas se "había oscurecido" en los últimos tiempos pero "ha acertado" con su voto favorable a la ampliación del decreto ley votado este miércoles en el Congreso: "[Cs] ha sido importante en el proceso de diálogo y de conformación de esa mayoría para respaldar en mi opinión un estado de alarma imprescindible".

En el pacto entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y el partido naranja ambas partes manifiestan la conveniencia de prolongar el actual estado de alarma y mantener las medidas de protección a los españoles en los ámbitos sanitario, económico y social, sin vincularlos a la aprobación de este decreto-ley. Es decir, con el apoyo de Cs medidas como los ERTE dejarán de estar circunscritas al escenario de estado de alarma, tal y como venía sucediendo.

El acercamiento de Sánchez con Ciudadanos, sin embargo, ha descolocado a Podemos, que sigue manteniendo unos planteamientos más similares a Esquerra Repúblicana de Catalunya (ERC) que a la formación de Arrimadas. Pese a que Zapatero forma parte de los sectores del PSOE más afines a los de Pablo Iglesias, el "no" de ERC ha abierto un nueva coyuntura política diferente a las otras tres votaciones anteriores sobre el estado de alarma. 

El jefe de gabinete de presidencia, Iván Redondo, basó la última campaña electoral en una pugna de "bloques" y situando a Ciudadanos a la "derecha", junto a PP y Vox. Esta estrategia la ha seguido alimentando Podemos una vez configurado el gobierno y con el fin de que los eventuales "Pactos de Reconstrucción" ofrecidos por Sánchez no significara su fin en el Ejecutivo. 

No obstante, ahora Sánchez ha agradecido el voto favorable del partido naranja y la polarización entre bloques se ha aflojado: si PP se ha abstenido, Vox ha votado en contra y Ciudadanos a favor. Solo el partido de Santiago Abascal ha votado junto a los nacionalistas catalanes de ERC y Junts per Catalunya (JxCat).

Críticas a Rufián

El exjefe de Gobierno tampoco se ha ahorrado la crítica al portavoz de ERC, Gabriel Rufián, e incluso ha considerado que no estaba cómodo en su papel de oponerse a la prórroga del estado de alarma: "Estoy bastante de acuerdo con Rufián, pero hoy menos. Y mi apreciación personal es que se le notaba".

Zapatero ha tratado de rebatir los argumentos dado por el portavoz nacionalista para justificar el sentido de su voto cuando ha sostenido que "no es una cuestión de centralismo o no centralismo", sino de que "los poderes que hay que ejercitar" son del gobierno central "cuando se trata de una pandemia de todo el país".

De 2008 a 2020

Podemos se ha conjurado para abordar las consecuencias económicas derivadas de la crisis sanitaria por la Covid-19 de forma antagónica a la crisis financiera de 2008. Tanto el portavoz Pablo Echenique como el mismo Iglesias han repetido que no acudirá a las recetas de austeridad de 2008, cuando Zapatero estaba al frente del Ejecutivo.

A este respecto, el exlíder socialista ha defendido que ahora Europa y el Banco Central Europeo (BCE) aborde la pandemia de forma más "solidaria". "Europa debe ser solidaria, en esta crisis lo está siendo mucho más que hace 10 o 12 años. Ojalá en 2008 hubiéramos tenido un BCE comprando deuda como ahora. Llegaron año y media después". 

Además de dar su aval a la posición de Arrimadas, Zapatero también ha cerrado filas con el Gobierno y su gestión de la crisis. Ha asegurado que el "juicio" deberá ser "más científico" que "político" y que el Ejecutivo "no ha sido negacionista" con las alertas que las autoridades sanitarias enviaron como en su momento lo fueron "Johnson" o "Trump".