Carmen Tejera ya no es la abogada jefe en el ministerio de Hacienda. El Gobierno la ha apartado de esta función y la ha adscrito a un puesto distinto. Veterana, más de una década en el puesto, había sobrevivido a Ejecutivos de distinto signo. Según fuentes de su entorno, el movimiento se produjo el miércoles, día de la inauguración de la mesa "de diálogo" con Quim Torra.

Noticias relacionadas

Tejera venía manteniendo -según las fuentes consultadas- una relación de "confrontación" tanto con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como con la abogada general del Estado, Consuelo Castro.

Hace ya un año que Montero pidió su cabeza, pero su ruego no se consumó debido a que el Gobierno estaba en funciones. Desde ese momento hasta hoy, la responsable de Hacienda ha reiterado a Castro -superior de Tejera- que no se entendía con ella y que el trabajo se convertía en un imposible.

Tejera, llamada Macamen por sus compañeros, es hija del que fuera director del Servicio Jurídico del Estado, José María Tejera. De momento, no ha hecho declaraciones sobre lo que ella considera una purga. Un portavoz del Gobierno, en conversación con este diario, confirma el cese, pero no aclara los motivos.

Moncloa atribuye la decisión a la propia abogada general del Estado, Consuelo Castro, y señala que el puesto de Tejera era de "libre designación".

El último pulso directo entre Tejera y Montero tuvo que ver con la financiación autonómica. A las puertas de las últimas elecciones generales, la ministra quiso repartir entre las Comunidades 4.500 millones de euros pendientes de la financiación autonómica. Un postulado que, según Tejera, "podía carecer de base legal".

La ya ex abogada jefe del ministerio se negó a dar amparo a las intenciones de la ministra, que tuvo que esperar a que lo hiciera Consuelo Castro, superior de Carmen Tejera.

PP y Vox hablan de "purga"

Tanto Vox como el Partido Popular califican de "purga" el cese de Carmen Tejera. Arguyen que esta abogada del Estado hizo de perito en el juicio del procés. Mario Garcés, portavoz económico de los de Génova, ve en este gesto un "pago" de Moncloa a los independentistas.

Macarena Olona, de Vox, habla de "indecencia" y aduce que Tejera había "sobrevivido, durante 17 años, a tres gobiernos distintos".