Aún no ha comenzado el diálogo entre el Gobierno central y el de la Generalitat en la conocida como Mesa de Gobiernos, pero ya hay serias discrepancias entre los equipos de Pedro Sánchez y Quim Torra. En la mañana de este miércoles, Moncloa anunció a través de un breve comunicado que el Ejecutivo "ha propuesto a la Generalitat de Catalunya que el próximo lunes, día 24 de febrero, se constituya la Mesa de Diálogo entre gobiernos en Moncloa". 

Noticias relacionadas

La fecha se esperaba desde el 6 de febrero, cuando Sánchez y Torra se reunieron en el Palau de la Generalitat y acordaron que en este mes de febrero se celebraría la primera reunión constitutiva del foro. La Mesa de Gobiernos, integrada por miembros del Ejecutivo central y autonómico, es un compromiso del PSOE con ERC en la investidura y que está llamado, según las partes, a buscar una solución dialogada a la crisis institucional en Cataluña que pueda ser votada por los ciudadanos de esa comunidad. 

Sin embargo, poco después de que Moncloa emitiese su comunicado, el equipo de Torra hizo público el suyo en tono de crítica. "Lamentamos que Moncloa haya anunciado una fecha sin ningún acuerdo ni teniendo en cuenta la agenda del president Torra", ha dicho la Generalitat.

El equipo del president critica que, desde el 6 de febrero, Moncloa no ha designado a su "equipo técnico" para acordar la fecha de la reunión, el lugar y el orden del día. De esta manera, el Gobierno ha decidido hacer públicos dos de esos tres elementos, la fecha y el lugar, el Palacio de la Moncloa, sin haberlo acordado con la otra parte, aunque se tratase de una propuesta.

En la mañana de este miércoles, Moncloa habría avisado al Palau de la Generalitat de que quería anunciar la fecha del 24, pero el equipo de Torra les pidió que se hiciese "conjuntamente" para "favorecer el diálogo", según el equipo del president autonómico. 

ERC pide a JxCat que no ponga excusas

Desde el 6 de febrero, el equipo de Torra ha sido muy insistente en la necesidad de contar con un mediador en esas reuniones, a poder ser de carácter internacional, para que diese cuenta del desarrollo de las mismas habida cuenta de la distancia de las posiciones. El Gobierno se ha negado a esa pretensión, asegurando que habrá 47 millones de mediadores, tantos como ciudadanos hay en España. 

Precisamente este miércoles el presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), reclamaba a JxCat que no pusiera "excusas" a las que pueda aferrarse al PSOE, en alusión implícita a la figura del mediador, y priorice la necesidad de que la mesa de negociación entre gobiernos empiece a trabajar.

En una entrevista en Antena3, Torrent ha admitido que la figura del relator es importante y que desde ERC también la han reclamado para fiscalizar los acuerdos que puedan alcanzarse, pero "es prioritario empezar la mesa de negociación y no poner pretextos ni excusas a las que se pueda agarrar el PSOE para que la mesa no avance".

Hasta el momento, el Gobierno no ha avanzado qué orden del día cree que debería tener esa primera reunión ni quién la compondría. Sin embargo, Sánchez ya ha avanzado su disposición a presidir la primera cita y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha asegurado que el jefe del Ejecutivo le ha pedido que esté también.