El nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General ha sido "impecable". El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este martes en rueda de prensa el paso de la hasta ahora ministra de Justicia, un cargo eminentemente político, a la Fiscalía, donde se le presupone autonomía y total independencia del Ejecutivo. 

Noticias relacionadas

"Su curriculum es impecable" y Delgado "está absolutamente acreditada", ha dicho Sánchez al ser preguntado. "Tiene una trayectoria en la Fiscalía incuestionable" y al Gobierno entró "como independiente", carácter que ha mantenido formalmente acompañado de su "solvencia", ha dicho. "Deja de ser ministra, es fiscal de carrera y tiene todo el derecho del mundo" a ocupar el puesto, ha dicho. 

Sánchez ha comparecido tras el primer Consejo de Ministros del nuevo Gobierno en medio de una fuerte expectación, ya que se trataba de la primera reunión del nuevo Gabinete (el primero de coalición desde la Segunda República) y porque Sánchez llevaba más de un mes sin aceptar preguntas de la prensa. Por ese motivo, le pidió disculpas. 

El nombramiento de Delgado ha producido toda una convulsión en entornos judiciales y la protesta airada de la oposición, que ve en la decisión un intento de controlar la Fiscalía para que dependa del Gobierno, como el propio Sánchez aventuró en plena campaña electoral.

La Fiscalía, entre otras cosas, ha sido la parte más dura en el conocido como juicio al procés, acusando a varios de los encausados por rebelión y reclamando penas más elevadas que la Abogacía del Estado. Partidos independentistas han visto en la decisión de Sánchez un gesto en favor de lo que la "desjudicialización de la política". La legislación actual reserva al Consejo de Ministros el nombramiento de la nueva Fiscal General tras la consulta no vinculante al Consejo General del Poder Judicial, aunque el PP ha anunciado que lo recurrirá.

Sánchez ha asegurado que lo único que le ha pedido a Delgado es "que actúe con absoluta independencia" y "que se garantice el estricto cumplimiento de la legalidad democrática".

"Si uno lee el estatuto de la Fiscalía, está más que garantizada no sólo la autonomía de la fiscal general sino de todos y cada uno de los fiscales", ha dicho Sánchez. Sin embargo, Delgado ha hecho campaña electoral por el PSOE, era hasta ahora diputada y ha sido reprobada por las Cortes hasta en tres ocasiones por asuntos como sus controvertidas conversaciones con el excomisario José Villarejo.